Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La espeluznante patada que acabó en expulsión en el amistoso Portugal- Inglaterra

Los amistotos previos a una Eurocopa suelen ser algo más reñidos que el resto. Todas las selecciones quieren poner a prueba su nivel competitivo, pero lo de Bruno Alves en el Portugal - Inglaterra es ir muy lejos. El jugador arremetió contra un rival con una patada en la cabeza más propia del kárate que del fútbol. Tan violenta fue la entrada que el árbitro sólo pudo expulsarle, pese a ser un partido amistoso.