Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El jugador le dice al árbitro que se ha tirado

El centrocampista del Werder Bremen, Aaron Hunt, hizo un gesto de honestidad no muy usual en el fútbol: Ante el Nuremberg, solicitó al árbitro rectificación por un piscinazo suyo en el área y que no señalase penalti. Esta acción le valió el reconocimiento de su técnico.