Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guardiola y Luis Enrique apoyan a Garitano

Guardiolacuatro.com

Pep Guardiola ha salido en defensa de Gaizka Garitano y su decisión de abandonar la sala de prensa tras las faltas de respeto de dos periodistas cuando éste contestaba en euskera. "Conseguiremos que todos entiendan que en el mundo se pueda hablar en las mil lenguas que hay, y si no se entiende, se hace la traducción", dijo el entrenador del Bayern.

El pasado domingo las redes ardían después de que Gaizka Garitano abandonara la sala de prensa del Almería tras el partido contra el conjunto andaluz. El entrenador vasco vio como dos periodistas le faltaban al respeto mientras él contestaba en euskera a la televisión vasca. Tras la segunda interrupción, dio por finalizada su intervención post-partido.
El jefe de prensa del Almería reprochó la actitud de los periodistas. Durante las seis visitas del Barcelona en los seis años que lleva en Primera el equipo andaluz, nunca fueron irrespetuosos cuando un técnico azulgrana contestaba en catalán. Uno de ellos fue Pep Guardiola, tan buen entrenador como políglota: al castellano y catalán como lenguas madres, ha añadido el inglés, italiano y el alemán desde que entrena al Bayern de Múnich. Precisamente Guardiola, en la previa de las semifinales de la copa alemana que su equipo disputa este martes contra el Borussia de Dortmund, apoyó la conducta de su colega Garitano: "Tarde o temprano conseguiremos que todos entiendan que en el mundo se pueda hablar en las mil lenguas que hay, y el catalán es una más. Y si no se entiende, se hace la traducción, no hay ningún problema", explicó el de Santpedor.
Luis Enrique

El actual entrenador del Fútbol Club Barcelona, Luis Enrique Martínez, también salió en defensa de su colega de profesión. Al ser cuestionado por la situación, el asturiano respondió de forma escueta y tajante: "Sólo faltaría que no pudiera contestar en su idioma". 'Lucho' zanjó de esta manera todo tipo de debate en una sala de prensa en la que cuando es preguntado en catalán, siempre contesta en castellano, probablemente por no dominar a la perfección dicha lengua. Por su parte, ni la Sociedad Deportiva Eibar ni el técnico Garitano han hecho ninguna declaración tras el incidente sucedido. Habrá que esperar a la rueda de prensa del entrenador armero antes del encuentro de este miércoles contra el Sevilla para ver si se manifiesta al respecto, o si por el contrario, da por zanjado el tema evitando más polémicas y centrándose en el ámbito deportivo. Hay que recordar que el conjunto eibarreés se encuentra inmerso en la lucha por la salvación, fuera del descenso con 31 puntos.