Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La final se va a la prórroga

La final del Mundial de Clubes entre el Real Madrid y el Kashima Antlers japonés, que se está disputando este domingo en el Estadio Internacional de Yokohama, tendrá que decidirse en la prórroga después de que ambos clubes terminasen en empate el tiempo reglamentario (2-2).
El cuadro blanco, que quiere unir este trofeo al conseguido en 2004 y a sus tres Copas Intercontinentales -1960, 1998 y 2002-, se adelantó con un gol tempranero del francés Karim Benzema, pero dos tantos de Gaku Shibasaki encendieron la luz de alarma. Cristiano Ronaldo, desde el punto de penalti, igualó la contienda.