Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fiebre por el fútbol chino

El fútbol en Chinacuatro.com

Una inversión de más de 90 millones en el mercado invernal convierte a China en el destino preferido de los jugadores europeos para vivir una relajada pero fructuosa etapa deportiva. El Guangzhou Evergrande y el Jiangsu Suning son los equipos más importantes y los que más dinero han gastado.

China, el país más poblado del planeta, 1.367.820.000 habitantes, y el fútbol, el deporte más seguido y exitoso del mundo, pueden hacer una muy buena pareja. Sobre todo con el dinero.
China ha echado el resto este mercado invernal y ha conseguido meterse de lleno entre las ligas más ricas e importantes del mundo. Desde el comienzo del invierno los equipos chinos han gastado un total de 86,9 millones de euros pero hay que señalar que el periodo de fichajes allí no termina hasta la medianoche del 26 de febrero, ya que la etapa más importante de la competición empieza a mediados de marzo. Muy significativo es que la única competición que ha superado en inversión a los asiáticos este invierno ha sido la Premier League. Además ha doblado en el último año las incorporaciones de jugadores europeos.
También se habla de que no solo el poder económico impulsa a la Superliga China sino también el político, ya que el presidente de la República Popular China, Xi Jinping, es un apasionado del mundo del balón.
Alex Teixeira, Jackson, Ramires… ¿Mourinho?
La fiebre del fútbol en China, que no del oro, no viene de ahora. Desde 2011 han ido desfilando seleccionadores, como el caso de Camacho, jugadores y entrenadores conocido. Muy curioso es la cercanía de Brasil con la Superliga, ya que se ha hecho especial hincapié en los profesionales del país sudamericano.  
El fichaje más caro del invierno, y el más caro de la historia del fútbol asiático ha sido Alex Teixeira, el centrocampista brasileño ha dejado el Shaktar Donetsk por 50 millones de euros después de jugar cinco años a un grandísimo nivel. El Jiangsu Suning, entrenado por el rumano Dan Petrescu, ha sido uno de los equipos que más ha invertido y eso que el año pasado terminó noveno. Más tarde el más sonado, sobre todo en España, Jackson Martínez. El delantero colombiano llegó como una estrella al Atlético de Madrid y se ha ido por la puerta de atrás dejando 42 millones en las arcas rojiblancas. Sin embargo se marcha al mejor club de China, el Guangzhou Evergrande y seguro que no con un mal sueldo. El tercero más importante Ramires, que aún tenían mucho fútbol y que deja el Chelsea pone rumbo al Jiangsu Suning por 28 millones.
Pero muy importante, aún puede haber sorpresas, ya que los magnates chinos pueden estar preparando el bombazo del año. Se ha especulado con que Mourinho puede llegar a entrenar al Guangzhou Evergrande el próximo año.  Hace unos días, el diario ‘Evening Standard', aseguraba que el técnico portugués y su agente habían mantenido contactos con representantes del club asiático. Por último, Hulk que también está en los planes de los equipos chinos. Podrían ofrecer 90 millones de euros por el brasileño.