Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España golea a Noruega (3-0) y se mete en la final del Europeo Sub-21

España Sub-21 estará hasta el último día en el Europeo de Israel. La selección española venció (3-0) a Noruega en las semifinales con un gol de Rodrigo antes del descanso, otro de Isco Alarcón, de nuevo mejor jugador del partido, y el último de Morata en el descuento. El rival será el Italia, que venció a Holanda por 1 - 0 en su semifinal, gracias al gol de Borini.

La selección española sub-21 ha conseguido este sábado la victoria contra Noruega (3-0), en la semifinal del Europeo de la categoría disputado en Israel, gracias a un encuentro controlado en todo momento por los de Julen Lopetegui lo que les permite jugar la final del torneo el próximo martes contra el ganador del Italia - Holanda.
El fútbol ‘combinativo’ de España fue la tónica del encuentro. Largas posesiones, buscando ganar metros, moviendo el balón de un lugar a otro, con triangulaciones entre los virtuosos de 'La Rojita' (con un Isco sublime) en dónde la máxima del juego español se hizo palpable, la paciencia hasta encontrar la oportunidad.
El monólogo español tardó en conseguir sus frutos tras numerosas ocasiones desbaratadas por el portero noruego. Al borde del descanso, Rodrigo, tras un córner, se encontró con una pelota suelta en el área pequeña con la que batió la portería noruega con un gran tiro de 'pillo' lo que hizo subir el primer tanto al marcador. Instantes después, el colegiado pitaba el camino de los vestuarios en una primera parte en el que Nyland, portero de Noruega, salvo a los suyos de una goleada que habría dejado el partido visto para sentencia.
En la segunda parte, el conjunto nórdico quiso ponerle un pistón más a su nivel de intensidad física y por momentos, parecía que el partido se podía romper. Con el paso de los minutos, España volvió hacerse con la manija del balón y la entrada de Morata por Rodrigo mostraba a las claras el deseo de cerrar el partido para España de la mano de su máximo goleador.
Los segundos 45 minutos no se parecieron a los primeros. España, que mantenía la posesión, no creaba ocasiones por lo que la tensión y los nervios se acrecentaban con el paso de los minutos. La mayor parte del tiempo se jugaba en el centro del campo, con esporádicas cabalgadas que conseguían llegar a ambos marcos. Noruega en el 85, creaba la ocasión más clara para los escandinavos en el partido con un remate a 'bocajarro' que enviaba alto el defensa Strandberg ante la atenta mirada de De Gea.

El mejor del torneo, Isco, se inventaba minutos después una genialidad digna de los magos del balón. Con un recorte despistó a dos defensas noruegos y con el exterior colocaba el balón en la escuadra y lo que es más importante, conseguía el tanto que dejaba sentenciado el resultado. En el 93, una arrancada de Morata subió el tercer gol para España que supuso el pase a la final del Europeo sub-21 ante la felicidad del equipo español que se fundió en un abrazo al término del encuentro.
MDSPGL20130615_0006