Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Sevilla se estrena en la Europa League con una plácida victoria ante el Feyenoord

Sevillacuatro.com

El Sevilla no pudo empezar mejor la Europa League. El equipo de Emery solucionó el encuentro en la primera parte con dos goles a balón parado que enterraron cualquier esperanza del conjunto holandés. El actual campeón volvió a su competición talismán con el pie derecho y ya tiene los tres primeros puntos en la fase de grupos.

 El actual campeón de la Europa League se estrenaba en su competición ante el Feyenoord. Emery dio la oportunidad a José Antonio Reyes, que no había jugado mucho en lo que iba de temporada hasta ahora, y el sevillano salió junto a Bacca en punto de ataque. El Sevilla no tardó en adelantarse en el marcador. Deulofeu puso un balón con veneno al corazón del área y la defensa holandesa no despejó un centro que Krychowiak remató con lo que pudo al fondo de la red.
Con poco, el equipo de Emery ya iba por delante pero el Feyenoord no tenía la intención de rendirse tan pronto. El Sevilla siguió con la posesión del balón pero sin la prisa de llegar a la portería de Vermeer. Deulofeu era el jugador que más peligro llevaba y el Feyenoord no cambió su intención de inicio pese al gol y esperaba atrás en el Pizjuán aunque saliendo a la contra con mucha velocidad.
Sin forzar la máquina, el Sevilla se encontró con el segundo. Igual que nació el primero llegó el segundo. Una falta en el costado izquierdo que Deulofeu puso en el punto de penalti, y en este caso Mbia, cabeceó a la red para poner la tranquilidad en el estadio sevillista. El equipo de Emery tenía el partido encarrilado y ahora los holandeses sí que estaban contra las cuerdas.
El Feyenoord intentó reaccionar con una falta pero la suerte estaba del lado del Sevilla. Toornstra lanzó una falta por fuera de la barrera pero el balón pegó, primero en un poste y después en el otro, sin que nadie pudiera marcar para los holandeses. El Sevilla se relajó un poco con el segundo tanto y el Feyenoord se hizo con la posesión aunque sin crear peligro a la portería de Sergio Rico.
En la segunda parte, el Sevilla salió con más ganas y Bacca, nada más comenzar el acto, y Reyes con un disparo a las nubes desde el punto de penalti, pudieron hacer el tercero. Emery vio como el ritmo del partido bajaba y optó por dar descanso a su ‘9’ y probar con Iago Aspas en punta. Los minutos pasaban y no llegaba otro gol. El Sevilla tenía todo el trabajo hecho y el Feyenoord no tenía fuerzas para poner en aprietos a Sergio Rico. El equipo sevillista sumó los tres primeros puntos en esta Europa League. El actual campeón no ha podido empezar mejor.