Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡¡El Sevilla conquista su cuarta Europa League y entra en la historia del fútbol!!

Sevillacuatro.com

El Sevilla lo volvió a hacer. Cuatro finales y cuatro títulos de la Europa League. El conjunto de Emery venció al Dnipro en la final por 2-3, con un doblete de Bacca y un tanto de Krychowiak, y pasa a ser el club más laureado de la competición con cuatro entorchados. Eindhoven, Glasgow, Turín, y ahora Varsovia. La afición andaluza tendrá estas cuatro ciudades para siempre en el corazón porque… ¡El Sevilla es campeón de la Europa League por cuarta vez!

El Sevilla tenía la oportunidad de pasar a la historia en Varsovia para ser el equipo con más títulos de Europa League de la historia. El equipo español era claro favorito ante el Dnipro pero una final nunca es fácil. Los de Emery arrancaron con intensidad y tuvieron el primer disparo a puerta del encuentro con Bacca, pero el tiro del colombiano se fue a las nubes.
Antes de llegar a los primeros cinco minutos del duelo, Reyes reclamó un claro penalti que el árbitro no pitó. El sevillano recortó dentro del área y el defensa arrolló al jugador andaluz. Y sin tiempo para reaccionar, el Dnipro golpeó de lleno al Sevilla. Matheus se coló por la banda derecha, Carriço dudó en la marca y Kalinic remató a placer de cabeza en el segundo palo. Los ucranianos se ponían por delante pero aún quedaba todo el encuentro por delante.
La final se ponía de cara para el Dnipro. Un gol antes de los primeros 10 minutos y a defender, esperar atrás y buscar el segundo a la contra. Al Sevilla no le quedaba otra que meter una marcha más en el juego. Las jugadas de estrategia llevaban mucho peligro pero Vitolo, que tuvo la más clara, estrelló el balón en la defensa. Krychowiak se adueñó del centro del campo y encontró en Banega un buen apoyo para combinar.
Las oportunidades comenzaron a llegar, el Sevilla ahogaba cada vez más arriba a los ucranianos y el portero del Dnipro veía llegar camisetas rojas por todas partes. Krychowiak rozó el empate en un remate que Boyko sacó a una mano. El dominio era aplastante pero faltaba el gol que diera tranquilidad. Lo mejor estaba por llegar.
Krychowiak estaba siendo el mejor jugador del partido y el centrocampista aprovechó un control de Bacca en el punto de penalti para empatar el duelo con un disparo raso. El Sevilla no había podido reaccionar mejor al gol inicial de Kalinic porque en tres minutos le dio la vuelta al duelo. Reyes metió un pase a la espalda de la defensa que Bacca no desaprovechó. El colombiano regateó a Boyko para hacer el segundo gol y hacer justicia a lo que se veía sobre el césped. El gol ucraniano a los seis minutos de juego había despertado a la bestia sevillista y los ucranianos estaban contra las cuerdas ante un Sevilla que se gustó hasta el 1-2.
Los de Emery ralentizaron el juego para mantener la ventaja al descanso y Sergio Rico ayudó con un paradón a mano cambiada que iba teledirigida a la escuadra. El Dnipro lo aprovechó para venirse arriba y Rotan en un lanzamiento de falta puso las tablas en el minuto 44. La Europa League se iba a decidir en la segunda parte tras una primer tiempo precioso en la que el Sevilla fue mejor pero el Dnipro se mantuvo gracias a su buena puntería.
Y la segunda mitad arrancó con control del Dnipro. Las buenas sensaciones de la primera parte dieron un giro de 180 grados y los ucranianos apretaron a los de Emery. El técnico vasco hizo el primer movimiento de fichas con Coke por Reyes, para adelantar a Aleix Vidal. Los hispalenses respondieron con llegadas pero tras un barullo en el área ni Krychowiak ni Coke encontraron un hueco en la defensa ucraniana.
Pero en la siguiente jugada si llegó el gol. Bacca volvió a tener un mano a mano con el portero del Dnipro y no perdonó. El colombiano controló en el área y batió con un disparo al palo largo de Boyko. A partir de ese momento, el Sevilla alejó el peligro de la portería de Sergio Rico, pero antes de levantar la cuarta Europa League, Matheus dio el susto del partido. El jugador del Dnipro se desplomó sobre el terreno de juego y dejó al estadio en silencio. Afortunadamente, se marchó moviéndose en la camilla y con una ovación cerrada de toda la grada en Varsovia.
MDSPGL20150527_0009