Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sevilla y Villarreal, a octavos de la Europa League tras ganar a Gladbach y Salzburgo

Sevillacuatro.com

Sevilla y Villarreal no lo tuvieron fácil pero ya están en los octavos de final de la Europa League tras confirmar el resultado de la ida como visitantes. El equipo de Emery venció al Gladbach con un doblete de Vitolo y el submarino amarillo de Marcelino eliminó al Salzburgo de Jonathan Soriano con dos goles de Vietto.

El Sevilla domó a un exigente Borussia Moenchengladbach para alcanzar los octavos de final de la Europa League a base de pegada (2-3) y de la tranquilidad del 1-0 en el Sánchez Pizjuán, tomando un Borussia-Park que acertó a responder los golpes del campeón en la primera mitad, pero terminó hincando la rodilla ante el saber sufrir en los de Emery y la efectividad representada por Vitolo.
 El conjunto andaluz se aferró a la defensa del título con una apuesta arriesgada que eso sí funcionó. Los de Unai Emery, con ventaja de la ida, dieron la iniciativa a su rival pero fue el Sevilla el encargado siempre de golpear primero. Sin embargo, a cada tanto visitante el Borussia respondió, llegando a la segunda mitad aún con dos goles por delante para doblegar al campeón pero con muchas ocasiones para lograrlo. El Sevilla aguantó el tipo y sentenció a su rival con el segundo tanto del canario.
El Villarreal confirma su pase a los octavos de final
Un doblete de Luciano Vietto y otro gol de Giovani dos Santos permitieron al Villarreal meterse en octavos de final de la Europa League después de vencer con autoridad (1-3) al Red Bull Salzburgo en el partido de vuelta de los dieciseisavos de la segunda competición continental.
El Villarreal estuvo eliminado poco más de diez minutos. Los pupilos de Marcelino García Toral, con el 2-1 de la ida, sufrieron en varias fases del partido y --una de ellas-- llegó con el comienzo. Un derechazo mordido de Djuricin alertó a los castellonenes, avisados del poderío ofensivo de su rival, el líder absoluto de la Bundesliga austríaca.