Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sevilla y Rijeka se juegan el pase esta noche a las 21.05 h en Cuatro y mitele.es

sevillacuatro.com

La fase de grupos de la Europa League toca a su fin. Ha sido convulsa para un Sevilla con luces y sombras, que ha combinado victorias contundentes con derrotas poco justificables. Los de Emery quieren sacar un billete para octavos de última hora para seguir defendiendo su corona europea.

Desde pequeños se nos enseña a no dejar para mañana lo que podamos hacer hoy. No ha aprendido esta lección el Sevilla de Unai Emery, que ya ganó su última Europa League en los penaltis y sigue empeñado en vivir al límite. Ante el Rijeka todo lo que no sea perder les vale para estar en la próxima ronda. Deberán andarse con cuidado los hispalenses, que no han dado en esta fase de grupos una de cal sin dar otra de arena.
El Sevilla tiene clavada la espinita europea. Una victoria en la última jornada ante el Feyenoord les habría clasificado matemáticamente. A los sevillistas les temblaron las piernas, cayendo sin paliativos (2-0) y cediendo el liderato del grupo a los holandeses. Ahora recibe en el Sánchez Pizjuán al Rijeka, que a priori era la 'cenicienta' del grupo, y que ha llegado con opciones hasta el final.
El equipo croata llega herido tras perder contra el Dinamo de Zagreb en el partido por el liderato de la liga croata. Si los lobos de Emery huelen la sangre, pueden darse un festín. Los Bacca, Gameiro o Aspas llegan en su mejor momento tras tres victorias oficiales con 11 goles a favor y 2 en contra.
Las circunstancias han convertido el choque en un todo o nada para los dos contendientes. Con un punto por encima del Rijeka en la clasificación, a los hispalenses les valdría empatar para estar en octavos. Una victoria podría ponerles primeros si el Standard hace un favor ante el Feyenoord en Lieja. Contemplando todos los escenarios posibles, una derrota supondría, además de una tremenda decepción en Nervión, el fin de las aspiraciones europeas del Sevilla esta temporada.