Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡El Sevilla elimina a la Fiorentina y jugará la final de la Europa League en Varsovia!

Sevillacuatro.com

¡A por la cuarta! El Sevilla se clasificó para la final de la Europa League tras ganar en la vuelta a la Fiorentina por  0-2 con goles de Bacca y Carrizo. El equipo de Emery intentará revalidar el título que conquistó la temporada pasada ante el Dnipro que eliminó al Nápoles de Rafa Benítez el próximo 27 de mayo en Varsovia.

No pudo empezar más fuerte el Sevilla. Coke cazó un balón en el área en los primeros segundos pero su pase de la muerte lo despejó la defensa italiana a córner. Era el primer aviso antes del primer minuto. La Fiorentina salió sin delantero centro pero con tres atrás y dejando muchos espacios a los de Emery.
El conjunto italiano llevó el peso del encuentro y al Sevilla le duraba poco la posesión pero consiguió mantener la portería de Sergio Rico sin peligro… ¡Hasta que el portero hizo una de las mejores paradas de la temporada! Gonzalo cabeceó en el área pequeña a bocajarro y Rico tiró de reflejos para sacar la mano y evitar el primer tanto de los italianos. Los minutos pasaban y el Sevilla seguía con la ventaja de los tres goles. Varsovia se acercaba.
Y más todavía cuando Bacca aprovechó la primera ocasión que tuvo. Un centro de Banega en una falta y el colombiano fue el más listo en el lío que se formó en el área para meter la puntera y adelantar al Sevilla. Los de Emery lo celebraron por todo lo alto porque la Fiorentina ya tenía que hacer cinco goles para pasar a la final. Estaba hecho y sólo era una cuestión de minutos.
Más todavía con el segundo tanto. El Sevilla fabricó el segundo en una jugada de estrategia. Banega puso el balón en el centro del área pequeña y el balón le quedó a Carrizo tras golpear en la defensa para marcar y hundir definitivamente a los italianos. A la media hora de partido, el Sevilla ya tenía los dos pies puestos en la final de Varsovia.
La Fiorentina escuchó los primeros pitos de su afición y recibieron el segundo tanto como un mazazo del que no se pudieron levantar. Cada minuto se hacía eterno y el descanso fue el mejor regalo para los de Montella.
Los italianos salieron la misma intención que en la primera parte pero las esperanzas ya se habían diluido. El objetivo era que pasaran los minutos lo más rápido posible para acabar con la agonía. Ni siquiera de penalti lo pudo conseguir. Ilicic tuvo la oportunidad de que la Fiorentina se estrenara en la eliminatoria pero Ilicic mandó el balón a las nubes. El marcador no se movió hasta el final. El Sevilla no hurgó en la herida y los de Montella lo dieron por bueno.
El Sevilla jugará la final de la Europa League por segundo año consecutivo y podrá conseguir su cuarto título para convertirse en el equipo de la historia con más títulos de la segunda competición europea. Sólo falta un escalón y los de Emery lo podrán subir el próximo 27 de mayo en Varsovia.