Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡El Sevilla remonta al Oporto en un partidazo (4-1) y pasa a 'semis' de la Europa League!

Al Sevilla le gusta remontar en la Europa League. El equipo de Emery se había conjurado para levantar el resultado de ida en Do Dragao (1-0) y salió revolucionado al césped del Pizjuán. Y no le pudo dar mejor resultado. A la media hora de partido, el Sevilla ganaba por 3-0 y tenía medio pase en el bolsillo. La expulsión de Coke y el empuje del Oporto hicieron que se sufriera más de lo esperado tras el descanso pero el Sevilla consumó la remontada con los goles de Rakitic, Vitolo, Bacca y Gameiro, que apagó las esperanzas del Oporto en los minutos finales (4-1).

Muy poco tardó el Sevilla en decirle al Oporto que este partido no iba a tener nada que ver con el de ida. A los cinco minutos de partido, Bacca cayó dentro del área y el árbitro, tras pensárselo, señaló los 11 metros. Rakitic asumió la responsabilidad del lanzamiento y empató la eliminatoria nada más empezar el encuentro. El equipo portugués quedó 'tocado' tras el primer tanto y sólo era el principio. El Sevilla estaba a muchas más revoluciones que el Oporto y se notó mucho sobre el césped. 
La presión del conjunto sevillista no bajó y ahogó al Oporto en la salida del balón. El equipo portugués comenzó a tener más el balón aunque sin llegar con peligro a la portería de Beto. Y el Sevilla mataba cada vez que se plantaba ante Fabiano. Vitolo controló un balón largo y, tras esconderlo con la zurda, cruzó ante el portero para que estallara la locura en el Pizjuán y el Sevilla le diera la vuelta a la eliminatoria.
Al Oporto le caían los golpes desde todos los sitios y recibió otro antes de que se enterara de que ya iba perdiendo por 2-0. Bacca bajó un balón en el punto de penalti y le dio tiempo a colocársela en la derecha y superar con un disparo raso a Fabiano. Ya era el no va más en el Sánchez Pizjuán, el Sevilla ganaba por 3-0 en sólo media hora. A 60 minutos de distancia tenía las semifinales de la Europa League y ya había hecho lo más difícil.
El equipo de Emery aguantó hasta el descanso con el resultado, un marcador que era difícil que los más optimistas antes del partido pudieran predecir. El Oporto tenía que salir en la segunda parte con otra cara, y otra actitud, necesitaba dos goles para pasar a semifinales pero delante tenía a un Sevilla que ya no estaba dispuesto a dejar escapar lo que había conseguido.

Y así salió en la segunda parte. Los portugueses salieron acelerados del vestuario y apretaron al Sevilla. Para hacerlo más difícil todavía, Coke fue expulsado nada más empezar el segundo acto y el Oporto se creció aún más. Los de Emery tenían que defenderse con todas las armas posibles. La defensa sevillista se encerró alrededor de Beto y el portero emergió como la estrella de la segunda parte. Dos paradones para frenar el tirón de los portugueses, una mano tras un gran vuelo y una parada a contrapié que sirvió para que Emery quitara a Reyes y restableciera el orden en el equipo con Diogo en el lateral derecho.
Con el Oporto volcado sobre la portería de Beto, tenía que aparecer alguien en el Sevilla que aguantara el balón y no lo regalara rápidamente a los portugués. Y ese fue Rakitic, el croata le dio algo de pausa y oxígeno que el Sevilla lo veía como un regalo caído del cielo. Emery cambió a Bacca por Gameiro, para intentar matar el partido a la contra y también incordiar más en la salida de balón de los portugueses.
El delantero francés cumplió con la misión encargada y sentenció el pase a las semifinales a 10 minutos del final, Gameiro recogió un balón suelto en el área pequeña y con Fabiano batido puso el cuarto en el marcador para que la afición pudiera disfrutar hasta el pitido final. El Sánchez Pizjuán fue una fiesta porque el ¡Sevilla volvía a estar en semifinales de la Europa League!
MDSPGL20140410_0011