Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Sevilla sale vivo de Do Dragao (1-0) y el pase a semifinales se decidirá en el Pizjuán

Reyescuatro.com

El Sevilla tendrá que remontar en el Pizjuán dentro de una semana. El equipo de Emery se vio superado por un Oporto que fue mejor durante casi todo el partido y perdió en Do Dragao por 1-0 con el gol de Magala en la 1ª parte. No lo tendrá fácil en una semana pero peores cosas ha salvado el Sevilla en esta Europa League.

Do Dragao siempre es un campo difícil y el Sevilla lo sufrió en sus carnes. El Oporto salió con mucha más intensidad y con las cosas más claras que el equipo andaluz. Los portugueses dominaron desde el principio y el Sevilla se dedicó a defenderse y probar en una contra muy de vez en cuando. No fue suficiente para rascar algo en la primera parte.
El Oporto sorprendió a los andaluces con un saque rápido de falta que Quaresma puso con el exterior del pie en la cabeza de Mangala para que marcara a placer con un remate de cabeza en el punto de penalti.  El conjunto portugués no se conformó con ese tanto y apretó a Beto. El portero del Sevilla salvó a su equipo en la primera mitad de irse con peor resultado. Beto y el poste de Beto, que sacó un disparo de Defour al filo del descanso. 
El Sevilla tenía que despertar para el segundo acto si quería traer algo positivo de Do Dragao. Y al Oporto no le bastaba el 1-0, quería más renta para dentro de una semana en el Pizjuán. El partido se puso muy peligroso y Unai Emery intentó cambiar la inercia con un doble cambio a media hora para el final. Gameiro y Diogo entraron por Iborra y Marin para que Rakitic bajara al centro del campo y así dar poder tener más control de balón.
El cambio le vino muy bien al Sevilla, el Oporto dio un paso atrás y el balón cambió de dueño pero a los de Emery les seguía costando crear peligro aunque las ocasiones llegaron. Bacca se sacó un misil desde la frontal del área y Fabiano lo rechazo con las dos manos, el balón le quedó a Gameiro en el área pequeña, sin rivales a la vista, pero el delantero francés falló lo inexplicable.
Los portugueses tampoco se encerraron y Beto tuvo que aparecer para mantener viva la eliminatoria para la vuelta. La única buena noticia para el equipo de Emery fue que Fernando, expulsado en el minuto 86, y Jackson Martínez no jugarán en la vuelta. El Sevilla no pudo hacer el gol que le pusiera las cosas más fáciles en el Pizjuán y dentro de una semana tendrá que hacer un partidazo para meterse en las semifinales de la Europa League.