Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sergio García apareció sobre la bocina

Espanyol - ValenciaEFE

El Espanyol empató 'in extremis' ante el Valencia (3-3) este sábado en Cornellà-El Prat, en el partido correspondiente a la trigésimo primera jornada de la Liga BBVA, gracias a un gol de Sergio García que obliga al conjunto de Ernesto Valverde a no fallar más si quieren estar en la próxima edición de la 'Champions'.

Los de Javier Aguirre, que venían de ganar a Osasuna la pasada jornada, lograron el décimo empate de la temporada a costa de un Valencia que vio como perdía el encuentro en el descuento y la posibilidad de que la victoria le diera vida en la lucha por la cuarta plaza tras ganar al Real Valladolid.
Con un inicio eléctrico, el encuentro se convirtió en un ida y vuelta vertiginoso. Con los locales volcados sobre la meta de Vicente Guaita, el conjunto valencianista llegaba a cuentagotas y sin apenas frescura. En un arreón del Espanyol, los catalanes pidieron penalti después de que Stuani se topara con Guardado. No había noticias en ataque de los visitantes.
Con Sergio García y Stuani algo torpes en la definición, los de Javier Aguirre no paraban de perdonar ocasiones a un rival endeble y cada vez más agazapado en defensa. Pero antes de llegar al descanso, un centro teledirigido del delantero barcelonés posibilitaba un potente remate de cabeza del ghanés Wakaso que adelantaba al Espanyol. Era el premio al dominio y a la insistencia.
Tras el parón y con la salida de David Albelda, los visitantes ganaron energía y aplomo. Muestra de esa notable mejoría, Canales firmó el empate a los 53 minutos tras un pase entre líneas de Banega. Con el Valencia renovado, los locales vivían atosigados sin la posesión y sin el arrojo de la primera mitad.
En el 77, Roberto Soldado perdonó en el área perica para firmar la remontada. Era el tramo final del encuentro y el Espanyol no encontraba la forma de hacer daño a los visitantes. Pero cuando peor estaban, una perfecta combinación de Wakaso y Sergio García acabó con el gol de Verdú, el octavo en Liga (2-1). Pero sin apenas tiempo para digerir la alegría, Jonas apareció para firmar las tablas de nuevo.
Tras un enfrentamiento alocado aún quedaba más. Primero fue Roberto Soldado el que apareció para dar de nuevo la ventaja (2-3) tras hacer bueno un pase de Banega. Pero cuando parecía que los visitantes se iban a llevar los tres puntos, Sergio García anotó el tercero con el tiempo de descuento cumplido.