Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Getafe gana y deja en el alambre a Pochettino

Espanyol, Getafe. Foto: EFEcuatro.com

El Getafe ha conseguido la victoria en su visita al campo del Espanyol (0-2), en el partido que abría el fútbol dominical de la decimotercera jornada de la Liga BBVA, que deja al equipo catalán colista y con Mauricio Pochettino aún más en el alambre, pero que coloca al Getafe provisionalmente séptimo, más cerca de Europa que del descenso.

Cuatro partidos de sanción a Sergio García y dos a Héctor Moreno, tras un penalti inexistente en la última derrota ante el Valencia, obligaron a Pochettino en este partido a improvisar un once de garantías en el primer encuentro de Joan Collet como presidente blanquiazul. Por su parte, el Getafe llegaba a Barcelona tras vencer al Valladolid, con un equipo titular tipo en donde Álvaro Vázquez era el objeto de todas las miradas por su pasado espanyolista.
Sobre el césped, ya en el minuto cinco, un error de Baena en la entrega provocó un rápida contra del Getafe que Barrada falló con todo a favor. Sin recuperarse del susto inicial, y bajo el nerviosismo que provoca ser el 'farolillo rojo' de la tabla, los primeros diez minutos fueron una pesadilla para el meta Cristian Álvarez que vio cómo, primero Álvaro Vázquez y después Lafita -que completó un gran partido-, a punto estuvieron de firmar el primero de la mañana en Cornellà.
La defensa perica era un auténtico flan y en la grada se sentía un 'run-run' que avisaba de la tormenta. Esta vez sin avisar, Pedro León no fallaba y el murciano adelantaba al Getafe con un disparo ajustado al palo con la zurda tras una buena jugada personal en el minuto 16. Por detrás en el marcador, los de Pochettino no lograron recuperarse del rápido mazazo y poco más se vio en una primera mitad que los madrileños controlaron en todo momento.
LA ENTRADA DE STUANI NO ES SUFICIENTE PARA EL ESPANYOL.
Rozando el descanso, el Getafe pudo ampliar la ventaja tras un mal rechace de Cristian Álvarez que Pedro León no pudo aprovechar para hacer el segundo. A la vuelta de los vestuarios, Pochettino realizó un doble cambio y metía pólvora arriba con Stuani, mientras que reforzaba la medular con Javi López. En la primera oportunidad, el atacante uruguayo ponía un pase de la muerte a Longo, que mandaba el balón a la grada de forma incomprensible.
Con una actitud más agresiva que en la primera mitad, el Espanyol asediaba la meta de Moyá y hacía méritos para el empate. Un inspiradísimo Stuani mejoró a Longo y ambos llevaban todo el peligro al área de los madrileños y, por su fuera poco, Pochettino agotó los cambios de forma prematura para introducir a Albín, usando así el último cartucho.
Volcado al ataque, el Getafe asustaba a la contra pero las mejores ocasiones eran para los locales, la más clara, un pase al corazón del área pequeña del propio Stuani cuyo remate Albín estrelló en Moyá. Con Álvaro Vázquez abucheado al abandonar el césped, Luis García buscó amarrar con los cambios una victoria que finalmente llegó ante un Espanyol con más corazón que cabeza.
Vacía antes de tiempo la grada de Cornellà, tras unos últimos minutos en donde los aficionados pericos abandonaron el partido en avalancha, los que se quedaron aún vivieron un último gol de Mané a pase de Diego Castro. El 0-2 desató los silbidos de la afición local en contra de la plantilla, entrenador e incluso de la nueva directiva de un Espanyol que, con este resultado, suma su octava derrota de la temporada.