Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hijo del entrenador del Chapecoense no iba en el avión porque se olvidó el pasaporte

Matheus Sarolicuatro.com

Matheus Saroli, el hijo de Caio Junior, entrenador del Chapecoense, estuvo a punto de embarcar en el avión siniestrado, pero el destino quiso que se le olvidara el pasaporte y la expedición saliera sin él. Saroli lo anunció en sus redes sociales y agradeció el apoyo de todo el mundo, pero pidió privacidad para él y para su madre en estos momentos tan duros.

El avión que salió de Sao Paulo tenía que haber llevado un tripulante más, pero la suerte quiso que Matheus Salori se olvidara de su pasaporte y no pudiera coger el vuelo junto a la plantilla del equipo colombiano. Su padre, Caio Junior, sí viajaba en el avión, y por eso, Saroli pidió privacidad a través de las redes sociales.
“Necesitamos fuerza. Pido que nos den un poco de privacidad, especialmente a mi madre. Gracias a todos por las llamadas y los mensajes de texto. Estaba en Sao Paulo y no subí al avión porque olvidé mi pasaporte. Somos fuertes. Vamos a salir de esto. Gracias a todo el mundo”, dijo el hijo del entrenador del Chapecoense.
El equipo brasileño iba a disputar la final de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional, que ha solicitado a la Conmebol que se entregue el título a los brasileños como homenaje a los fallecidos en el accidente aéreo. La tragedia ha dejado 75 víctimas mortales, entre las que se encontraba el ex jugador del Atlético de Madrid y Mallorca, Cléber Santana.
El accidente aéreo ha tenido seis supervivientes de la tragedia. El último en salir con vida de los restos del avión fue Neto. El defensa del Chapocoense fue encontrado entre el fuselaje del avión, e inmediatamente fue trasladado al hospital por las asistencias médicas. Todo el mundo del fútbol se ha volcado con la familia, amigos y aficionados del equipo colombiano. Es un día muy triste para el fútbol.
Saroli