Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así fue el gran enfado de Luis Suárez con él mismo y con el árbitro

Luis Suárez no tuvo el día frente al Rayo. Empezó enfadado con el árbitro, Messi le cedió el penalti pero lo falló, metió un gol pero valió y no acabó de entenderse con Messi o Neymar. Todo esto sacó de sus casillas al uruguayo que acabó su enfado con una valla publicitaria.