Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un emocionado Cristiano Ronaldo fue homenajeado en Funchal, su ciudad natal

Cristiano Ronaldo viajó a su hogar, Madeira, justo después de la consecución del Mundialito de Clubes para recibir un homenaje de su gente. Allí descubrió una portentosa estatua de bronce que lo retrata en su ritual de lanzamiento de faltas. Al luso se le vio alegre y orgulloso de recibir el reconocimiento de los suyos, hasta el punto de llegar a verle emocionado.