Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El idilio de CR7 con el Camp Nou: ocho goles en los últimos siete clásicos en Barcelona

crisbuenocuatro.com

El Clásico llega en el peor momento para Cristiano Ronaldo... ¿o tal vez no? Los números del crack portugués en el Camp Nou, escenario del partido de este domingo, son más que notables. Ocho goles en los últimos siete Barça-Madrid son su carta de presentación y pueden espolear a un 'Bicho' con ganas de revancha.

Manos a la cintura, brazos en jarra y gesto torcido. No es el nuevo baile de moda, es la pose más repetida por Cristiano Ronaldo en las últimas semanas. El portugués se encuentra estancado, visiblemente triste y enfadado con su propia afición. Cualquier madridista podría pensar que la visita del luso a Barcelona llega en el peor momento posible. Los números, sin embargo, dicen todo lo contrario: ocho goles de Cristiano en los últimos siete Clásicos jugados en la Ciudad Condal certifican que el Camp Nou puede ser el mejor remedio posible para los males de CR7.
La relación del crack de Madeira con Barcelona empezó siendo tormentosa. La visitó por primera vez como jugador del United y falló un penalti en una eliminatoria que, por fortuna para él, acabaría decantándose del lado 'red'. Ya en el Madrid, Cristiano fue incapaz de marcar en el feudo culé en sus tres primeros Clásicos. Guardará su peor recuerdo de la célebre 'manita' del Barça de Guardiola en 2010. Aún jugaría una vez más en el Camp Nou para quedarse sin mojar, en la vuelta de semifinales de Champions de 2011. Cuando parecía que el 'Bicho' no sería capaz de perforar las redes catalanas de blanco, la situación se invirtió.
A partir de la temporada 11/12, el portugués tomó la medida al Camp Nou hasta el punto de encadenar siete Barça-Madrid consecutivos anotando. 'El Comandante' ha contribuido a victorias fundamentales con sus tantos. El templo blaugrana enmudeció con el gol que valió la Liga de Mourinho (1-2) o el soberbio doblete que apeó a los culés de la Copa en la semifinal de 2013 (1-3). Ronaldo vio frenada su racha la pasada temporada, en el último choque de los titanes españoles en Barcelona. Una vaselina de Alexis Sánchez dio la victoria al Barça y el luso se fue de vacío. Sus buenas cifras convierten a los culés en el cuarto equipo al que más goles ha marcado (14) sólo por detrás de Sevilla, Atlético y Getafe.
Con uno de los choques del año en ciernes, Cristiano parece más abatido que nunca. Su homólogo culé, Leo Messi, llega en plena forma y ya triplica su promedio goleador en Liga este arranque de año. La melancolía debería esfumarse echando un ojo a sus propias cifras en suelo barcelonés. Es hora de que el portugués ejerza como líder y convierta el Camp Nou en su coto privado de caza una vez más. A buen seguro lo agradecerá la afición madridista, huérfana de sus goles, a la que nada haría más feliz que ver repetido aquel "Calma, calma, aquí estoy yo" que la hizo enloquecer en un pasado no tan lejano.