Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Neymar marcó dos goles, exhibió su magia y eliminó a un Atlético que acabó desquiciado

Neymar Junior completó en el Calderón uno de sus mejores partidos desde que es futbolista del Barcelona. El brasileño marcó dos goles, tiró de repertorio y desquició a todo el Calderón, tanto a los que estaban en la grada como a los que estaban en el césped con su magia y sus provocaciones. Puro talento futbolístico.