Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Madrid pasa el examen ante el Dortmund (3-0) y pone un pie en semifinales

Isco tras marcar al Dortmundcuatro.com

Todo marchaba bien para el Madrid cuando a falta de 10 minutos para el final se le torció el gesto a todo el Bernabéu. Cristiano Ronaldo se sentaba en el césped con el rostro serio y esperaba a que salieran los médicos para confirmarle que no iba a terminar el partido. Finalmente se quedó en un susto pero portugués se marchó antes de tiempo por precaución ante el Dortmund, en un partido que el Madrid resolvió en la primera parte con los goles de Bale e Isco y sentenció en la segunda con el tanto de CR7. El Madrid tendrá que aguantar en el Signal Iduna Park y salvo desastre el equipo de Ancelotti tiene el pase a semifinales en el bolsillo.

A priori, el Madrid era muy superior al Dortmund por lo que se había visto esta temporada pero según se fue acercando el partido, las fuerzas parecían que se iban igualando. La baja de Di María por gastroenteritis obligó a Ancelotti a variar su once tipo y apostó por Isco en lugar del argentino.
El conjunto blanco salió en plan dominador ante el Dortmund y Gareth Bale sorprendió a los alemanes a los tres minutos. Carvajal le puso el balón en el punto de penalti y el galés metió su bota ante la salida de Weidenfeller para abrir el marcador cuando todavía había gente que no se había sentado en el asiento. El Madrid se pareció al de antes del Clásico en los primeros 20 minutos, controlando el partido y dando mucha seguridad atrás pero con el paso de los minutos, el Dortmund creció y metió en algunos problemas a los de Ancelotti.
Los alemanes se soltaron y cuando más peligro llevaban a la portería de Casillas emergió Isco para hacer el segundo. El centrocampista recogió el balón en la frontal tras una contra que él mismo dirigió y con un disparo raso superó al portero alemán para tranquilizar a la grada del Bernabéu. Isco aprovechó la oportunidad de Ancelotti y se marchó ovacionado del estadio blanco cuando el técnico italiano decidió sacar a Illarramendi en su lugar, ya con 3-0 en el marcador.
Al descanso, el Madrid llegó como al final de los 90 minutos en la eliminatoria del pasado año. El equipo de Ancelotti tenía la oportunidad de sentenciar el pase con más goles y Cristiano colaboró con el tercero. Modric se sacó de la chistera una jugada en la frontal del área y dejó al portugués mano a mano con Weidenfeller y CR7 no perdonó, se la cambió de pie para evitar al portero y el Madrid encarrilaba el pase para Dortmund. Los alemanes lo intentaron hasta el final pero Pepe mandó en la defensa blanca y no permitió que el Dortmund marcara el gol que les metiera en la eliminatoria.
Y cuando todo marchaba perfecto para el Madrid, se torció la noche en el Bernabéu. Cristiano Ronaldo se sentó en el centro del campo con la cara muy seria y esperó a que los médicos le confirmasen que mejor se retirara del terreno de juego. Era la nota negativa, que finalmente se quedó en un susto porque el portugués se retiró por precaución, de un examen que el Madrid había aprobado pero del que todavía le quedaba la reválida en el Signal Iduna Park dentro de una semana. El Madrid puede estar tranquilo porque si se repite el marcador de la pasada temporada estará clasificado para semifinales, eso sí, como el desastre sea mayor...