Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona y Atlético se abonan al empate (1-1) y lo dejan para el Calderón

Barcelona - Atléticocuatro.com

Habrá partidazo en una semana en el Vicente Calderón. El Barcelona y el Atlético siguen sin poderse ganar el uno al otro y firmaron su cuarto empate de la temporada, esta vez en la ida de cuartos de final de la Champions (1-1). Piqué y Diego Costa tuvieron que ser sustituidos al caer lesionados en la primera parte y Diego Ribas, con un golazo por la escuadra, y Neymar marcaron los goles del partido.

Tanto Barcelona como Atlético se tenían mucho respeto. Y lo demostraron desde el pitido inicial. Los rojiblancos intentaron ‘buscar’ a Pinto y en un fallo del portero llegó la primera ocasión para el Atlético pero Villa cruzó unos centímetros más y el balón salió rozando el poste. Al primer aviso del Atlético se sumó la lesión de Piqué, el central cayó de mala forma en un salto con Diego Costa y no pudo continuar sobre el terreno de juego. Según las primeras exploraciones, Piqué sufrió una contusión pélvica.
El juego era de tú a tú. El Atlético se creció con la lesión de Piqué y la entrada de Bartra pero se vino abajo unos minutos después cuando en una carrera Diego Costa tiró el balón fuera porque había notado un dolor en la pierna. Simeone prefirió no arriesgar con el delantero, que estaba ‘tocado’ y metió a Diego Ribas en su lugar. Los rojiblancos acusaron el golpe de no contar con su referencia arriba y el Barcelona llegó con más claridad a la portería de Courtois.
El Barcelona tuvo en las botas de Iniesta la ocasión más clara en la primera parte. El manchego se plantó ante Courtois pero Godín llegó salvador al cruce para sacar el balón y despejar el peligro. El respeto de los dos equipos se impuso y así se llegó al descanso, con la sensación de que el Barcelona podía hacer mucho daño pero que el conjunto de Simeone no había dicho su última palabra.
El Atlético estaba aguantando bien en el Camp Nou. El Barcelona no agobiaba al equipo de Simeone, y encima en ese momento, apareció Diego Ribas. El centrocampista se sacó un disparo lejano que atravesó la defensa azulgrana y sorprendió a Pinto para que los rojiblancos se adelantaran en el marcador y pusieran la eliminatoria patas arriba. El balón rozó la escuadra y el Atlético ya tenía otra visión de la eliminatoria, Ribas rompió el respeto de ambos equipos con un ‘zapatazo’ que tardara mucho tiempo en olvidarse. Quedaban muchos minutos por delante pero la perspectiva ya no era la misma. Diego Costa no estaba pero habían demostrado que sin el delantero también eran capaces de poner al Barcelona contra las cuerdas.
Desde el gol de Diego Ribas, el Barça subió las líneas y le puso más intensidad. El Tata Martino movió el banquillo y puso a Alexis por Cesc para buscar más verticalidad. Con Neymar y el chileno por las bandas, el Barça creó más peligro. Courtois sacó un disparo de Busquets pero el golpe de verdad llegó por parte de Neymar. El brasileño le cogió la espalda a Juanfran y Andrés Iniesta no tardó un segundo en ponerle el balón para que Neymar cruzara ante el portero rojiblanco.
El Camp Nou despertó con el gol del Barcelona y tuvo que aparecer, una vez más, Courtois para evitar que llegara el segundo. Iniesta se sacó un disparo desde la frontal pero la mano del portero belga la despejó a córner. Eran los mejores minutos del Barcelona y el Atlético apretaba los dientes atrás para resistir el empuje del equipo de Martino. Simeone movió ficha para dar un poco de aire a su equipo y metió al ‘Cebolla’ Rodríguez por Arda Turan para que intentara aguantar un poco el balón.
El Barcelona apretó hasta el final para intentar ir al Calderón con ventaja y el Atlético sacó más que nunca la 'vena' del Cholo para defenderse. Y en los momentos críticos del Atlético apareció el que siempre lo hace en la portería rojiblanca. Courtois metió una mano milagrosa en una falta que lanzó Messi y evitó el segundo del Barça. En una semana, el miércoles que viene, habrá de nuevo un partidazo entre dos de los mejores equipos de Europa... ¿Para quíen irá la vencida?