Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pepe Mel: "Los jugadores se han vaciado, pero la expulsión nos mató"

JORNADA 19, LIGA BBVAcuatro.com
El entrenador del Betis, Pepe Mel, se ha mostrado satisfecho con la actuación de su equipo en la derrota (4-2) ante el FC Barcelona, donde sus jugadores se "han vaciado" para remontar los dos goles iniciales de su rival, pero después, la expulsión del defensa Mario "mató" las posibilidades del club andaluz ante un Barcelona que hasta ahora había "arrasado" a sus rivales en el Camp Nou.
"Teniendo en cuenta que nadie había hecho gol aquí al Barcelona, que han arrasado a sus rivales y nosotros hemos tenido opciones incluso de ganar, estoy satisfecho. Los jugadores se han vaciado en un partido que habíamos trabajado muy bien. Hemos interpretado bien su defensa de tres y de cuatro", apuntó Mel en la rueda de prensa posterior al duelo.
Por otro lado, el técnico andaluz reconoció que la pegada inicial del Barcelona y la expulsión en la segunda parte de Mario, por doble amonestación, fueron claves. "La pena es que ellos con dos ocasiones marcaron y nosotros fallamos. Habíamos hecho dos goles, repito, algo que nadie había hecho, pero la expulsión nos mató", señaló.
"El fútbol es pragmático y resultadista, hemos hecho un gran partido y si hubiéramos quedado 0-0... No nos sale tener gente detrás de la pelota, y eso contra el Barça que no hay equipo que le quite el balón. La afición tiene que estar orgullosa", añadió.
Sin embargo, Mel matizó que la expulsión pudo ser justa, pero en el momento de la decisión el Betis iba hacia arriba. "La expulsión nos mató no por ser injusta sino porque en el momento de la expulsión, con 2-2 y veintitantos minutos por delante, las sensaciones no eran ni mucho menos de 4-2", confesó.
Por último, el técnico verdiblanco agradeció las palabras de admiración al juego del Betis por parte de Pep Guardiola al final del encuentro. "Pep reconoció que mi equipo ha hecho un gran esfuerzo. Que la gente del Barcelona tenga estima al juego del Betis es un orgullo", finalizó.