Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Empate épico entre la Real Sociedad y Betis

Real Sociedad contra BetisEfe

La Real Sociedad ha empatado ante el Betis (3-3) en un partido épico de los dos equipos en Anoeta, sobre todo en la segunda mitad, cuando los locales remontaron un encuentro que se les había puesto con dos goles en contra. Pero terminaron quedándose con la miel en los labios con el segundo de la noche del bético Pabón, que firmó el empate que cierra este domingo la vigésimo sexta jornada de la Liga BBVA.

Los hombres de Montanier llegaban en un gran momento de forma al choque. Encadenaban un racha de siete partidos sin perder y estaban inmersos en una etapa de buen juego colectivo. Las primeras ocasiones fueron para ellos, que salieron al ataque desde el primer momento y ofrecieron un espectáculo espléndido en la primera mitad, por juego y oportunidades.
En el minuto 22 un gran pase de Carlos Martínez encontraba a Griezmann que empalmaba una volea con la zurda al fondo de la red. Sin embargo, el colegiado estimó que el delantero 'txurri-urdin' se encontraba en posición adelantada. En cualquier caso la jugada era dudosa, pero el gol no subió al electrónico.
Poco después, los locales seguían apretando y en un saque de esquina llegó el cabezazo de Aguirretxe a la madera. Sin tiempo para la reacción, el Betis salió como un rayo hacia la meta rival y culminó un contragolpe de manual en dos toques que acabó en gol. La jugada conducida por Campbell terminó con un pase magistral para Jorge Molina, que se quedaba solo ante Bravo y lo fusilaba por la derecha.
En líneas generales era la Real la que ostentaba la posesión y controlaba el partido, pero el peligro del Betis a la contra puso en serios apuros al equipo vasco.
SEGUNDA PARTE ÉPICA EN ANOETA.
La segunda parte empezó con un ritmo frenético. En el minuto 3, el Betis ampliaba su ventaja al aprovecharse de un clamoroso error de Mikel González, que intentó despejar un pase largo de Beñat a la espalda de la defensa y terminó dejándole el gol en bandeja a Pabón (0-2).
Pero la Real no estaba dispuesta a bajar los brazos y nada más sacar de centro se fue arriba y acortó distancias gracias a un gran disparo de Carlos Vela, el jugador más en forma de los blanquiazules en esta campaña y que suma ya 12 goles en Liga.
Poco después, la fe y la calidad de los locales tuvo el merecido premio que no encontró en la primera mitad. Un gran centro de Carlos Vela encontraba la cabeza de Iñigo Martínez que remataba solo a gol.
La remontada del equipo vasco se consumó en el minuto 62 cuando un centro al área impactaba en el brazo de Ángel y el árbitro señalaba el punto de penalti. Xabi Prieto lanzó con maestría, suavemente y por el centro engañando al cancerbero bético, y establecía el 3-2.
Pero la alegría le iba a durar poco a la afición de Anoeta que vio cómo Pabón demostraba que es un auténtico depredador del área y mandaba el balón al fondo de las mallas tras una rápida pared con Rubén Castro.
Después del 3-3 el partido terminó de romperse y ambos equipos atacaron en un intercambio de golpes que parecía indicar que el marcador se movería antes del pitido final. Pero no fue así y al final hubo un justo reparto de puntos. La Real continúa su racha sumando ocho partidos sin perder y se mantiene por delante del Betis en esa encarnizada lucha que mantienen por la sexta posición. Lo que queda patente tras el espectáculo de es que ambos merecen jugar en Europa la próxima temporada.