Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Betis volvió a perder, esta vez frente a Osasuna, y fue despedido con una pitada

El Betis cayó ante Osasuna en un encuentro en el que le pasó de todo. Rubén Castro falló un penalti y Jordi Figueras marcó un gol en propia puerta. Juan Carlos Garrido obligó a sus futbolistas a que se quedaran en el centro del campo a escuchar a su afción al igual que hacía cuando entrenaba en Bélgica.