Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El barcelonismo amanece intentando asimilar la recaída de Vilanova

Un día después, el barcelonismo sigue asimilando las malas noticias sobre Tito. En un acto en el que se descubría su estatua de bronce, las primeras palabras de Andrés Iniesta, fueron para su entrenador: "Hoy es un día un poco complicado por la última noticia de mi entrenador y me gustaría que todos mandásemos un aplauso para él, que creo que le dará mucha fuerza".

Unos ánimos que también llegaban desde el campus de Jordi Alba: "Una mala noticia pero esperemos que se recupere lo antes posible y esté con nosotros", explicaba el lateral azulgrana y de la selección.

Las caras cuando se anunció ayer la mala noticia lo decían todo. Aunque como explicaba el presidente, Sandro Rosell, la vida sigue y lo próximo es buscar un nuevo entrenador.

Uno de los que está en todas las quinielas es Luis Enrique, para desesperación de los aficionados del Celta. Los culés, tienen sus preferencias, desde gente de la casa como él hasta viejos conocidos como Frank Rijkaard. No se ponen de acuerdo en esto, pero es seguro que la apuesta de todos es, primero, por la recuperación de Tito Vilanova.