Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tito Vilanova regresa esta semana a Barcelona para tomar las riendas del equipo

Tito Vilanovacuatro.com

El entrenador del FC Barcelona, Francesc 'Tito' Vilanova, volverá esta semana a Barcelona tras más de dos meses de tratamiento en Nueva York, donde se marchó el pasado 21 de enero. Volverá a tomar las riendas del primer equipo que estaban ahora en manos de su segundo entrenador, Jordi Roura, de cara al tramo final de temporada, con los cuartos de final de Liga de Campeones contra el Paris Saint-Germain como primer gran reto.

Vilanova, que se fue por segunda vez a Nueva York para realizar una parte de su tratamiento, regresa esta semana, según ha anunciado el club --sin día concreto--, tras dos meses en la ciudad de la 'Gran Manzana' donde ha seguido con la cura del cáncer que se le volvió a diagnosticar a finales de 2012.
Prácticamente un año antes, en noviembre de 2011, el entonces segundo entrenador del conjunto catalán tras Pep Guardiola fue sometido a una operación para extirparle un tumor en la glándula parótida. En aquella ocasión, el equipo de cirugía maxilofacial del hospital barcelonés que le atendió confirmó que la intervención había ido "según lo previsto" y, por lo tanto, había sido del todo "satisfactoria".
Pese a ello, en diciembre de 2012, el club confirmó que en el proceso de seguimiento del proceso de la glándula se había detectado una extensión de la patología que requería tratamiento quirúrgico, así como sesiones de quimioterapia y radioterapia alrededor de seis semanas. Además, el técnico de Bellcaire d'Empordà se fue a Nueva York para una primera valoración que derivó en el tratamiento que ha seguido estos dos meses.
Durante su ausencia, Jordi Roura ha asumido las riendas del equipo, siempre en permanente contacto con Vilanova para consensuar todas las decisiones, y sin ocupar su asiento en el banquillo del primer equipo del Camp Nou o su espacio en los aviones en los desplazamientos.