Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Barça refuerza el liderato en Da Luz

El FC Barcelona ha vencido este martes en el Estádio do Sport Benfica e Lisboa al SL Benfica (0-2) en la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones en un partido complicado hasta que el equipo catalán se hizo con el control del balón y ya con el marcador definitivo, aunque pagó caro el triunfo con la dura lesión en el codo izquierdo del capitán Carles Puyol.

El Barça se encontró con un Benfica atrevido y ofensivo que le causó problemas a la contra y en las jugadas a balón parado, pero a diferencia de los últimos partidos provocó esta situación gracias a un tempranero gol de Alexis Sánchez que acabó con el cerrojo que se intuía en los lisboetas, con un 4-3-3 que se convertía en 4-5-1 al defender.
Se intuía un partido sin espacios para el Barça y con el Benfica golpeando a la contra, y así fue hasta que el chileno abrió la lata a pase de Messi. Entonces, los 'águilas' no perdieron el tiempo en cambiar el chip e irse hacia arriba, llegando con cierto peligro al área de Víctor Valdés, que tuvo que desviar disparos lejanos y estar atento a las jugadas ensayadas de los locales.
El segundo gol, no obstante, fue de nuevo para el lado catalán gracias a otra buena asistencia de Messi y a un buen control y disparo colocado de un Cesc Fàbregas en estado de gracia, que volvió a marcar después de los dos goles que iniciaron la remontada en Sevilla en la última jornada de Liga BBVA. El Barça dormió así al Benfica y prácticamente mató el partido.
Antes, los de Francesc 'Tito' Vilanova tuvieron buenas ocasiones para poner más tierra de por medio en el marcador, pero no les fue fácil batir a un Artur que salvaba el segundo al sacar una mano providencial a tiro de Leo Messi, que estuvo menos activo de lo habitual de cara a portería ya que estuvo más retrasado para ayudar a la salida del balóN. De hecho, dio el pase de gol a Alexis.
La sensación era, eso sí, de peligro cada vez que el Benfica atacaba por las bandas una zaga blaugrana que tuvo algún error de marcaje, si bien el capitán Carles Puyol, de vuelta al once inicial, fue entonándose para acabar liderando la línea hasta su lesión. Pero fue el Barça quien pudo marcar antes del descanso, en una contra iniciada por Cesc que acabó con un centro de Pedro a Xavi, al que le faltó un pelo para contactar con el esférico.
Tras la reanudación el partido continuó por los mismos derroteros, aunque con más control del balón por parte del Barça, quien además tuvo también dominio en cuanto a ocasiones. El técnico luso, Jorge Jesús, dio entrada al veterano Carlos Martins para buscar más consistencia pero no tuvo mejora el juego de los lisboetas hasta la entrada de Pablo Aimar.
El argentino fue todo un revulsivo, pero para entonces el Barça ya ganaba 0-2 gracias a un gol de Cesc, y se hizo por fin con el control del balón. El paso de los minutos iba dando más poder al equipo español y menos llegada al Benfica, incapaz de hacer daño ni por las bandas ni por el centro pese a la mayor rapidez en la transición del juego que propició el argentino, salvó en una acción en que Valdés se lució a disparo del 'excolchonero' Salvio.
Lesión de Puyol
La peor noticia llegó en forma de lesión. Este Barça parece estar gafado en este inicio de temporada y quien más lo paga es Carles Puyol. A las lesiones musculares y rotura de pómulo, de la que se acababa de recuperar, se suma la de hoy. Tras intentar rematar de cabeza, el capitán cayó de espaldas y se le torció el brazo izquierdo, atrapado bajo su propio cuerpo. Fue sustituido, ovacionado por Da Luz y con claros signos de dolor.
A partir de aquí el partido se ensució, el colegiado turco se vio obligado a sacar un sinfín de tarjetas amarillas por la ascendente agresividad del Benfica, aunque la peor parte se la llevó el cuadro blaugrana con la rigurosa expulsión con roja directa de Sergio Busquets, que no podrá jugar ante el Celtic de Glasgow. Alves dio el susto por un codazo de Matic, pero pudo volver al terreno de juego para acabar el partido con seis puntos de seis posibles.

SL BENFICA: Artur; Maxi Pereira, Jardel, Garay, Melgarejo; Salvio, Matic, Gaitán (Nolito, min.75); Pérez (Aimar, min.60), Lima y Bruno César (Carlos Martins, descanso).
FC BARCELONA: Valdés; Alves, Puyol (Song, min.78), Mascherano, Alba; Busquets, Xavi, Cesc (Iniesta, min.72); Pedro (Villa, min.82), Messi y Alexis.
--GOLES
0-1, minuto 6. Alexis.
0-2, minuto 55. Cesc.
--ÁRBITRO: Cüneyt Çakir (TUR). Amonestó a Bruno César (min.38), Carlos Martins (min.84), Matic (min.86), Jardel (min.89) en el SL Benfica y a Cesc (min.19), Pedro (min.28) en el FC Barcelona. Expulsó a Busquets (min.88) con roja directa.
--ESTADIO: Estádio do Sport Benfica e Lisboa.