Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Tito' Vilanova, la sombra de Guardiola para perpetuar el modelo

El nuevo entrenador del FC Barcelona, Francesc 'Tito' Vilanova, asume en solitario el reto mayúsculo de perpetuar la gloria en el Barça más exitoso de la historia, un equipo que él mismo ayudó a forjar con un papel clave a la sombra del ya extécnico del club, Pep Guardiola.
En la rueda de prensa de este viernes se esperaba una noticia importante, la decisión de Guardiola, pero Sandro Rossell sorprendió al anunciar súbitamente el nombre del nuevo técnico, que ya ha sido ratificado por la Junta Directiva del club azulgrana. "El club ha acertado de lleno. Yo daba voz a las ideas conjuntas de los dos", ha defendido Guardiola, reafirmando una vez más que la labor técnica del tándem durante estos cuatro años siempre ha sido bicéfala.
'Tito' Vilanova, a quien Jose Mourinho ya no podrá ignorar llamándole 'Pito' como hizo el pasado verano tras meterle el dedo en el ojo durante la Supercopa de España, conoció a Guardiola en los años ochenta, cuando ambos soñaban con llegar a lo más alto en el mundo del fútbol.
Guardiola sí alcanzó las cotas más altas capitaneando al club azulgrana y llegando a la selección española, pero su amigo se tuvo que conformar con una carrera más discreta que le llevó a militar en Figueras, Celta, Badajoz, Mallorca, Lleida, Elche o Gramanet hasta su retirada hace diez años.
Cuando Guardiola recibió el ofrecimiento de entrenar al filial hace cinco años, se acordó de su excompañero en la cantera, que ya había entrenador en las categorías inferiores del Barça, puliendo a promesas que ahora militan en el primer equipo como Leo Messi, Gerard Piqué o Cesc Fábregas.
Entre ambos entrenadores lograron el ascenso en Tercera División del Barcelona B y, cuando Joan Laporta recurrió a Guardiola para rearmar el derrumbado equipo de Frank Rijkaard, el de Santpedor no dudó en llevarse consigo a Vilanova. Pocos podían imaginar que se abría la época más exitosa en la historia del club.
Guardiola ha reconocido que en otoño ya intuía que éste sería su último año al frente del Barça y quizás ayudó a declinar la balanza el estado de salud de Vilanova, que en noviembre fue operado con éxito de de un tumor en la glándula parótida. Tras pasar aquel percance, Vilanova se recuperó y ahora, con toda la confianza del club, parece imbuido de esa energía que Guardiola dice no sentir.