Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El poderoso Bayern, máquina perfectamente engrasada y futuro destino de Guardiola

El Bayern golpea primeroReuters
Al FC Barcelona le ha salido una enorme piedra en su camino a Wembley al quedar emparejado con el FC Bayern Múnich en las semifinales de la Liga de Campeones, tras el sorteo celebrado este mediodía en Nyon (Suiza), una máquina de fútbol y fortaleza que llega a este choque en un gran estado de forma, pese a algunas bajas, tras haber arrollado a la Juventus y conquistar el título de la Bundesliga más pronto que nunca en la historia de la competición.
Además, el cruce tiene el morbo añadido de que los bávaros son el futuro destino de Pep Guardiola, arquitecto de este conjunto azulgrana, que rendirá primero visita al Allianz Arena en una eliminatoria que se decidirá en el Camp Nou, que podría vivir otra noche mágica europea tras las vividas contra AC Milan, con la remontada (4-0) tras el 2-0 en San Siro, y contra el Paris Saint-Germain.
El último precedente entre ambos fueron los cuartos de final de la temporada 2008/09, cuando el conjunto catalán acabaría campeón tras deshacerse de los alemanes con un claro 4-0 en el Camp Nou y empatar (1-1) en Múnich. Se han encontrado dos veces más, pero con mejores sensaciones para el equipo bávaro. La primera vez fue en las semifinales de la Copa UEFA la temporada 1995/96 --2-2 en la ida y 1-2 en la vuelta--. La temporada 1998/1999 el Bayern también superó los catalanes en la 'Champions' por 1-0 en Munich y por 1-2 en Barcelona en la fase de grupos.
En semifinales, a un paso ya de una final en Wembley que ya saboreó y celebró el club blaugrana en 2011, se presenta un gran escollo. El Bayern de Múnich del veterano Jupp Heynckes sabe a lo que juega, con un estilo muy definido en que buscan la portería rival con constancia y tesón y sin descuidar una zaga que, no obstante, quizá sea su punto más débil, más con la baja para este cruce del central Holger Badstuber. No es la única baja importante en el actual subcampeón, que no podrá contar con una pieza clave en el centro del campo como Toni Kroos, ni con el delantero Mario Mandzukic, que estará sancionado, aunque este tiene mejor relevo con Mario Gómez.
Además, sin Kroos, Heynckes puede darle mayor calado ofensivo a su equipo con la entrada de Arjen Robben, experto y veterano de guerra ya en estas situaciones, o a Thomas Müller y el incipiente Xherdan Shaqiri, mientras que por la izquierda actúa a sus anchas el intocable Franck Ribéry, que está en uno de los mejores momentos de su carrera sino el mejor, con solo un gol marcado pero explotando al máximo su vertiente de asistente con su velocidad y regate mordaz.
JAVI MARTÍNEZ LE HA DADO CALIDAD.
El sistema 4-2-3-1 que más emplea el laureado técnico alemán, no obstante, se aguanta y refuerza con acento vasco, y es que Javi Martínez, pretendido este verano por el club blaugrana, se fue a Alemania a ganarse un sitio y lo ha hecho con autoridad. En el doble pivote, lucha a muerte cada balón, sin prodigarse demasiado en ataque, pero formando un tándem insuperable con Schweinsteiger o de más calidad con Luiz Gustavo, permitiendo que los Ribéry, Müller y Robben estén más sueltos arriba.
Con Manuel Neuer como fijo en la portería, los carriles son para el capitán Philipp Lahm y David Alaba, ambos unas flechas ofensivas que crean peligro pero, a la vez, y como sucede con Alba y Alves en el Barça, dejan más espacios atrás. En cuanto a los centrales, sin Badstuber, sería la oportunidad más fácil a priori por donde hacerles daño, pues cuentan con Boateng, Van Buyten y el 'afro' Dante para cubrir la zaga, siendo éste último el intocable.
Con la Bundesliga ya ganada, pues se ha proclamado campeón por vigésima tercera vez y a seis jornadas del final, todo un récord histórica en la competición, al sacar 20 puntos de ventaja a un gran Borussia Dortmund que disputa la otra semifinal contra el Real Madrid, los bávaros tienen en esta 'Champions' a su gran reto y en ella pondrán todos sus esfuerzos, para dar la mejor despedida posible a un Heynckes que también aspira a ganar la Copa.
En esta Liga de Campeones, pasaron sin grandes problemas como líderes en la fase de grupos, aunque con el punto negro de la derrota contra el BATE Borisov bielorruso (3-1). En octavos de final vencieron con autoridad al Arsenal en el Emirates Stadium (1-3) y ello hizo que se relajaran en la vuelta en el Allianz, donde los 'gunners' a punto estuvieron de conseguir la remontada (0-2). Aprendiendo de ello, pasaron por encima de una Juventus que es líder en la Serie A y que no pudo hacer nada ni en la ida en Múnich (2-0) ni después en casa (0-2), impotentes ante la imparable máquina teutona.