Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guardiola insiste en que es "prácticamente imposible" ganar la Liga

El entrenador del FC Barcelona, Pep Guardiola, volvió a referirse este lunes a la posibilidad de ganar la Liga BBVA, tras situarse a cuatro puntos del Real Madrid, una posibilidad que ve "prácticamente imposible" ya que no pueden "fallar" y tendrían que encarrilar una racha de 15 victorias consecutivas, algo a "tener en cuenta".

"Es evidente que si tenemos una mínima posibilidad no podemos fallar y hacer 15 victorias consecutivas es una faena a tener en cuenta. Si que hemos hecho 15 o 16 partidos ganando pero hacerlo una vez no significa que lo hagas otra vez. Sigo pensando que es prácticamente imposible ganar la Liga, sin embargo, tampoco quitaremos la ilusión de que a cuatro puntos lo tenemos más cerca, pero yo no creo que a tres puntos del Madrid vendrá el Madrid y le ganaremos", afirmó en rueda de prensa.
Guardiola también echó mano de la historia para recordar que nunca se ha recortado una diferencia tan grande como los 10 puntos que separaban a ambos conjuntos. "A lo largo de la historia de la Liga nunca ha pasado que remonten 10 puntos, por lo que es una cosa casi imposible de remontar. Ahora parece que ya lo tenemos y me parece a mí que contra este Real Madrid cuatro puntos son muchos puntos. Se da por hecho que ya está hecho y probablemente nos equivocaremos", explicó.
Precisamente, descartó la idea de pensar que "está hecho y sacar pecho" porque "queda mucho por hacer" y "conseguir 15 victorias seguidas la estadística dice que es más complicado no hacerlo que hacerlo".
El técnico catalán hizo hincapié en que hay que fijarse en su propio trabajo y dejar de pensar en lo que hace el Real Madrid. "Tenemos que pensar en lo que hacemos nosotros y no en lo que hace el Madrid. Se da por hecho que el Madrid vendrá aquí y le ganaremos y el Madrid vendrá aquí sabiendo que si gana es campeón de liga" comentó.
Y es que pese a haber "tenido la suerte" de recortar seis puntos al conjunto blanco, el Real Madrid "sigue siendo favorito", ya que ellos "pueden fallar" y el Barcelona "no", por lo que tendrán que "mirarse" en ellos mismos.
El propio Guardiola recordó que él ha vivido situaciones parecidas en las que al final no salieron triunfantes. "Yo he jugado muchos años en este club y sé cómo van las cosas y sé que de estas me he caído muchas veces pensando que ya está hecho. Dirán que sigo vendiendo la moto pero que digan lo que quieran, lo digo porque lo siento. Las matemáticas hacemos las nuestras, no hago las matemáticas de 600 kilómetros de distancia", anunció.
El preparador blaugrana argumentó que pese al objetivo de pasar al Madrid, él prefiere centrarse en el próximo partido liguero que disputarán ante el Getafe este martes. "Como club no me gustaría afrontar el partido contra el Getafe con la sensación de que lo tenemos todo hecho. Tenemos que tener en cuenta la dificultad del Getafe, no quiero pensar en el Real Madrid", declaró.
"No quiero que afrontemos el partido pensando que el Madrid está asustado y no aguanta la presión. Ellos aguantan la presión porque tienen jugadores de un gran nivel. Tenemos que ser conscientes que en todas las ligas no vamos a ir por delante, tenemos que fijarnos en nosotros mismos y darlo todo", sentenció.
Un encuentro ante el Getafe para el que probablemente no podrán estar ni Piqué ni Alves por lesión, aunque este martes tomará la decisión final. "Mañana lo veremos pero son mucha duda. Ahora mismo creo que no están pero veremos mañana y decidiremos", indicó.
El que también podría perderse el encuentro ante el club getafense será Cesc que ante el Zaragoza vio la quinta amarilla. Una tarjeta que el club ha recurrido sin saber aún la decisión ya que "se ve que en días festivos en este país no se trabaja", por lo que el Comité de Competición no se ha reunido aún. Por eso, Guardiola tiene "fuera" de su "cabeza" a Cesc de cara al partido de este martes.
Los jugadores deben "correr" más
En cuanto a los comentarios de la plantilla refiriéndose a la posible remontada, Guardiola fue claro y apeló al trabajo en el tramo final de la temporada. "Los jugadores ya saben lo que les he dicho y ya saben lo que tienen que hacer hasta final de temporada: sonreír poco y correr más. Para ganar tenemos que correr más, y cuando el equipo está lejos y no gana hay que sonreír menos", aclaró.
Además, Guardiola prosiguió declarando que no quiere que se empiecen a mirar "donde no toca", ya que lo que les espera "será muchísimo más duro de lo ya vivido", por lo que no podrán "despistarse" porque si fallan ya "no hay tiempo de reacción".
Otro de los temas que abordó fue la capacidad tanto del Madrid como de su equipo de generar ocasiones de gol. "El Madrid a siete jornadas para el final ha hecho 100 goles y genera siempre ocasiones de gol, no hay ni un partido de los que haya visto del Real Madrid que no hayan generado ocasiones de gol", dijo.
"Hemos estado durante todo el año a muy buen nivel y hemos hecho una gran cantidad de goles. En todos los partidos hemos generado muchas ocasiones, pese a los empates hemos estado a un gran nivel durante toda la temporada. A veces los contrarios también juegan y también nos pueden empatar y ganar partidos", añadió.
Incluso se refirió a las bajas que tienen en la zona defensiva para esta parte final de la temporada. "Sabemos que ahora llega el tramo final y que tenemos que afrontar unas semifinales de la Champions, que tenemos que estar muy fuertes y brillantes, con una situación límite en la zona defensiva, estamos más que justos pero a ver como reaccionamos", recordó.
Pese a que llega el tramo final de la temporada, el entrenador azulgrana destacó que "todas las semanas han sido importantes y cruciales" y defendió la idea de que si no lo hacen bien contra el Getafe y el Levante, el partido ante el Madrid "no valdrá para nada", por lo que tendrán que esperar "al día anterior" al encuentro para saber si será vital o no el duelo ante el equipo de Jose Mourinho.
Alvés y Piqué son "mucha duda"
Los dos zagueros titulares del equipo azulgrana son las principales dudas de cara a la visita del Getafe, que podría colocar al Barça a un punto del liderato si logra la victoria. "Mañana lo veremos pero son mucha, mucha duda. Ahora mismo creo que no están, pero veremos mañana y decidiremos", ha explicado Guardiola en rueda de prensa. De esta forma, ambos podrían unirse a Cesc, baja por sanción.
Alves, que en La Romareda sufrió un leve estiramiento muscular en el bíceps del muslo izquierdo, ha hecho una parte de la sesión preparatoria con el resto de sus compañeros. El brasileño ha sido uno de los 18 futbolistas del primer equipo que ha entrenador junto al resto de disponibles de la plantilla y Ibrahim Afellay, todavía en proceso de recuperación.
Por su parte, Piqué ha hecho trabajo al margen del grupo. El central se recupera de las molestias que tiene en el bíceps femoral del muslo izquierdo.
Guardiola ha preparado la visita del Getafe en el Camp Nou con los jugadores disponibles del primer equipo, además de Bartra, Montoya, Tello y Muniesa. El equipo 'culé' hará un último entrenamiento antes del Getafe el martes a partir de las 12 del mediodía en el Camp Nou y a puerta cerrada.