Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guardiola: "Jugamos para llegar a Múnich"

El entrenador del FC Barcelona, Pep Guardiola, ha asegurado que saldrán a jugar contra el Chelsea en Stamford Bridge, en la ida de semifinales de Liga de Campeones, con la intención de "llegar a Múnich" y conscientes de que los 'blues' están en su mejor momento y con su contraataque como arma principal para intentar, a su vez, eliminar a los blaugranas y llegar a la final.

"No creo que jueguen para una venganza, sino para pasar a una final de 'Champions', como nosotros. Si pierdes, el siguiente partido no lo juegas para recordar, lo perdido está perdido. Nosotros jugamos para llegar a Múnich", manifestó en rueda de prensa.
Guardiola, preguntado por la semifinal de 2009 en la que se ganaron el billete a Roma en un partido frenético en Londres, con el 'Iniestazo' en el último suspiro, aseguró que aquella fue una eliminatoria "terriblemente dura" y que espera algo similar para esta ocasión.
"Al final tuvimos aquél punto de suerte y excitación de aquél año, que todo iba rodado. El primer año juntos, y con aquél enamoramiento. Fue una eliminatoria terriblemente dura y analizando los partidos que ha jugado intuyo que será una eliminatoria con pocos goles, pocas ocasiones, y los detalles marcarán el pase a la final", espetó.
Y es que para el técnico de Santpedor los jugadores veteranos del Chelsea, los mismos que en 2009 cayeron eliminados, tienen "oficio" y calidad de sobras para conseguir su particular revancha, aunque no cree que jueguen pensando en ello. "Todos estos jugadores tienen millones de aventuras de este tipo. Jugamos contra un equipo que está acostumbrado a luchar por estos títulos y será muy complicado. Me cuesta ver cómo crearles ocasiones y que te creen pocas de gol. Lo vimos el otro día contra el Tottenham, dominan muchas cosas", advirtió.
"Quizá no han tenido la capacidad en la Liga de mantener la constancia pero son dos de los mejores equipos del mundo por el ánimo que tienen. Cuando me tocó el Chelsea estaba en el teatro y me di cuenta de que tendríamos una eliminatoria dura, aceptamos el reto. Por eso son semifinalistas, han ganado los cinco partidos que han tenido aquí", aseveró en este sentido.
Por otro lado, al ser preguntado por los rumores que le sitúan en el banquillo 'blue' la próxima temporada y bien acompañado, lo negó y pidió respeto para ambos equipos. "El Chelsea tiene un gran entrenador. No querría que Xavi y otros cambiaran de equipo, sino que se quedaran en Barcelona. Ahora soy entrenador del Barça, el Chelsea tiene un gran entrenador porque se ha visto en sus resultados. Estamos aquí para jugar contra el Chelsea, no es momento de hablar de ello. No es serio para el Chelsea ni para el Barça", espetó muy serio.
"El regalo es estar otra vez aquí. El agradecimiento que siento por mis jugadores, club, por estar una vez más aquí en una semifinal de 'Champions'. La emoción es muy parecida a la del primer año, o estos cuatro, es un regalo inimaginable cuando empecé con el filial en Tercera División. Estar aquí compensa muchísimas de las cosas que a veces durante el año uno no lleva bien. Quiero agradecer a todos por poder vivir una cosa única, me quiero centrar en esto", añadió al respecto, en un discurso que invita a pensar en su renovación.
La anécdota de la comparecencia llegó cuando le preguntaron por su amigo José Mourinho, ahora técnico del Real Madrid. "Gracias por decir 'mi amigo'. Claro que estuvo aquí, hizo un gran trabajo, pero también en Barcelona como asistente muchos años. Ha estado en ambos sitios, no sé si tendrán una motivación extra por esta razón. Estos jugadores han sido entrenados por muchos entrenadores, y todos han mostrado un carácter competitivo y determinación para conseguir objetivos. Creo que van a jugar para tener un buen resultado para la vuelta y tratar de llegar a Múnich", espetó negando que la influencia de 'Mou' esté presente este miércoles.