Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tito Vilanova, a por el título más importante de su vida

Es un ganador al que la vida vuelve a poner a prueba. En noviembre de 2011 el equipo viajaba a Milán mientras Tito era operado de un tumor en la parótida. Seis días después recibe el alta y en dos semanas, regresaba, primero a los entrenamientos y luego al banquillo en el clásico del Bernabeu. No deja de recibir muestras de apoyo. Entre ellas, Guardiola le dedica su premio FIFA. En mayo de 2012 los médicos lo consideran curado, y en junio sustituye a Pep como primer entrenador. Pero en diciembre tiene que ser operado de nuevo, y vuelve a vivir el calvario de su enfermedad junto con le apoyo de todo el futbol español. Vuelve una vez más al trabajo, pero este mismo año viaja a Nueva York primero para someterse a unas pruebas y más tarde, para seguir un tratamiento que se alarga hasta los dos meses. A su vuelta, aparentemente recuperado, disfruta de su primer título al frente del equipo azulgrana.