Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Barça convierte en rutina las semifinales

El FC Barcelona ha conseguido esta noche el pase a las semifinales de Liga de Campeones con un buen triunfo ante el AC Milan (3-1) que no dio opción a los 'rossoneri', que con el gol tuvieron cerca el pase pero no pudieron hacer nada en cuanto la máquina blaugrana se puso en marcha y con el gol entre ceja y ceja.

Messi, con dos goles de penalti, y un gran Andrés Iniesta en estado de gracia certificaron el pase a las quintas semifinales consecutivas en Liga de Campeones, todo un logro que esta temporada los de Pep Guardiola se han ganado a pulso. El 0-0 dejó todo abierto, y el Camp Nou dictó sentencia a favor de los suyos, que lucharon cuando hizo falta y crearon para asestar el golpe definitivo al Milan de Ibrahimovic, que estuvo discreto y aún así fue de los mejores en su regreso al feudo blaugrana.
El Barça sabía lo que se jugaba y salió rápido en transacción ofensiva para intentar pillar fuera de lugar a la zaga italiana. Las ocasiones no tardaron en llegar y a los once minutos Messi abrió la lata de penalti tras ser él mismo objeto de la pena máxima, pero tras el gol el Milan no se descompuso, se mantuvo firme y poco a poco empezó a ir arriba.
Los blaugrana tenían el control del balón pero se relajaron un poco, y se repitió la tónica del empate (2-2) en la fase de grupos. El AC Milan, en su primera ocasión clara de gol, puso el empate en el marcador y puso en aprietos por minutos a los blaugranas. 'Ibra' controló en la frontal del área y asistió muy bien a la derecha para la entrada sólo de Nocerino, con Puyol centrado para hacer la cobertura, y el italiano cruzó el balón ante la impotencia de Valdés.
De nuevo, fue desde el punto de penalti, esta vez por agarrón, muy discutido por los 'rossoneri', donde el Barça encontró el camino al gol. Como en San Siro, y en los tres partidos previos entre ambos esta temporada, el Barça tuvo el balón, lo movió a su gusto y tuvo momentos de lucidez para marcar, pero la primera parte acabó con un Milan muy vivo ya que el 0-0 de la ida hacía nulo cualquier empate para los blaugranas.
Por ello, tras el descanso, el Barça avanzó líneas, puso énfasis en un sistema de tres defensas atrás para poblar el centro del campo y las bandas, con la explosividad de Alves, y hacerse así con una diferencia de dos goles que diera tranquilidad. Y es que, sin estar nerviosos, sí parecieron un poco intranquilos esta noche los pupilos de Guardiola.
Con la entrada de Aquilani y Pato, el Milan buscó cargar el ataque y entonces, cuando encajó el 3-1, sí intentó poner a prueba a un Valdés que estuvo providencial en una jugada ya anulada en la que sacó un mano a mano a Robinho. No hubo ocasiones claras para los milanistas, y es que los blaugranas jugaron mejor al ponerse dos arriba.
El tercer gol, obra de Iniesta, llegó tras un serio aviso de falta directa de Xavi que certificó que los culés no iban a amarrar el resultado. Así, en una jugada individual de Messi, un rechace de la zaga milanista cayó a los pies del manchego, que amagó con el chut de primeras para controlar, encarar a Abbiati y superarle sutilmente por arriba.
No hubo en los catalanes la verticalidad de otras ocasiones, pues entendieron que lo importante era no perder balones que facilitaran las contras del Milan. Sin Xavi ni Cesc, que jugaron justos de fuerzas tras recuperarse de sus respectivas molestias, se fueron al banco y entonces el 'tempo' blaugrana varió, pues Thiago es tan eléctrico que a veces hasta se anticipa a sus compañeros.
Se lesionó Piqué en el Barça y Pato, que había vuelto a los terrenos de juego tras un mes lesionado, volvió a caer. Y es que el ritmo fue alto, ningún rival se dejó nada por dar en defensa ni en ataque, y el duelo entró en una fase de intercambios de choques y de envío de balones al área por parte del Milan, con el ex blaugrana Maxi López en sus filas buscando descolgar pelotas junto a Ibrahimovic.
Sin Piqué, el Barça perdió en altura pero Mascherano estuvo imperial, y con Puyol mantuvieron a raya a los de Massimiliano Allegri. En la otra portería, el Barça tuvo ocasiones para marcar el cuarto y sentenciar, siendo la más clara una de Thiago con la izquierda ante Abbiati tras hacer una pared con Messi, pero se le escapó al canterano. También el argentino buscó el 'hat-trick', de falta directa, pero se fue alta por poco. Al final, el duelo se cerró 3-1 y los blaugranas esperan rival en sus quintas semifinales de 'Champions' consecutivas.
Quinta semifinal consecutiva
De este modo, los de Pep Guardiola se medirán en la antesala de la final de Múnich al vencedor de la eliminatoria entre Chelsea y Benfica, con la renta de un gol que los británicos cosecharon en el estadio Da Luz en el encuentro de ida.
El pase ante los 'rossoneri' le concede la oportunidad a los culés de disputar su quinta semifinal consecutiva, la cuarta bajo la directriz de Pep Guardiola, quien siempre ha alcanzado esta ronda. De las cuatro ocasiones en que los blaugranas tuvieron la oportunidad de disputar la codiciada final, sólo en dos ocasiones no lograron el objetivo.
A saber, en los cursos 2007-2008 y 2009-2010, cuando fueron eliminados por Manchester United y el Inter de Milán, respectivamente. Por el contrario, en la 2008-2009 y la 2010-2011, los culés solventaron sus eliminatorias ante Chelsea y Real Madrid, para acabar haciéndose con la tercera y la cuarta Copa de Europa de la historia del club.

   FC BARCELONA: Valdés; Alves, Piqué (Adriano, min.75), Mascherano, Puyol; Busquets, Xavi (Thiago, min.62), Iniesta; Messi, Cesc (Keita, min.77) y Cuenca.
   AC MILAN: Abbiati; Abate, Mexès, Nesta, Antonini; Nocerino, Ambrosini, Seedorf (Aquilani, min.60); Boateng (Pato, min.69) [Maxi López, min.83]; Robinho e Ibrahimovic.
-- GOLES
   1-0. Min.11, Messi (P).
   1-1. Min.32, Nocerino.
   2-1. Min.41, Messi (P).
   3-1. Min.53, Iniesta.
   --ÁRBITRO: Björn Kuipers (HOL). Amonestó a Mascherano (min.66), Cuenca (min.85) en el FC Barcelona y a Antonini (min.10), Nesta (min.39), Seedorf (min.40), Robinho (min.76), Mexès (min.90), Nocerino (min.90) en el AC Milan.
   --ESTADIO: Camp Nou, 94.629 espectadores.