Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alves: "Tantas quejas de los entrenadores influyen"

Alves e Ibrahimovic pelean por un balón en el partido de ida de cuartos de la Liga de CampeonesReuters

El jugador del FC Barcelona Dani Alves se ha mostrado molesto este miércoles con los arbitrajes, en concreto con el sufrido anoche en el empate contra el Paris Saint-Germain (2-2) en la ida de cuartos de final de Liga de Campeones, ya que en su opinión "condicionó" el resultado, y ha asegurado que pese a que les digan "llorones" deben quejarse pues no deben "poner buena cara" ante ello, recalcando que "tantas quejas de los entrenadores influyen" finalmente a los colegiados.

"Condiciona mucho. Los futbolistas dan el espectáculo y los árbitros tiene que pasar desapercibidos, cuando son parte importante es que algo mal han hecho. Hay que pedir explicaciones. No es posible que un fuera de juego de dos metros no se vea, es injusto. Pero no podemos salir a protestar porque si no dirán que somos llorones, pero tampoco vamos a ser retrasados y a poner buena cara", aseguró en rueda de prensa.
Alves quiso matizar que todo ello son situaciones puntuales del juego y del partido, pero reiteró que estos errores "condicionan" un partido en que se fueron con empate tras el primer gol del PSG en claro fuera de juego de Zlatan Ibrahimovic y otras acciones discutidas por el brasileño.
"Las protestas influyen en el arbitraje, al final tantas quejas de los entrenadores influyen. Pienso que es una falta como una casa, como fue en el Bernabéu, pero como es con Dani Alves el 'teatrero' no es nada, y no es así. Si me llega a romper la pierna, ahí pasaría algo. Pero como no, al final soy un 'teatrero'. No es así cómo funciona", esgrimió sobre una entrada dura recibida que no fue señalizada ni como falta.
Para Alves, no son buenas las quejas en el fútbol, pero tampoco quiere quedarse atrás y no hacer presión cuando esto sí sucede en otros sitios. "Todo empezó por quien empezó. Todo el mundo se va quejando, pero no podemos hacer nada en contra de eso. Tratamos de jugar al fútbol, que nuestra gente disfrute, y también los que no son nuestros. El fútbol cada vez se queja más y cada vez se juega menos donde se tiene que jugar. La gente que vive de eso estará contenta", apuntó ambiguo.
"Siempre salgo yo a hacer de malo de las películas, pero me importa más bien poco. Si tengo que hablar de algo lo haré, somos libres para opinar como la mayoría de la gente. Hay que tener más mala leche o si no te pasas de tonto", concluyó sincero el lateral blaugrana.