Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Villarreal le hace un siete al Barcelona

Jornada 21, liga BBVAcuatro.com

El FC Barcelona ha sufrido un duro varapalo en sus aspiraciones ligueras después de no pasar del empate (0-0) ante el Villarreal en El Madrigal, tras un encuentro en el que el conjunto culé no tuvo ritmo, solo al final y contrarreloj, ni gol con lo que chocó con un 'submarino amarillo' que echa una mano al Real Madrid, que termina esta vigésimo primera jornada de la Liga BBVA con siete puntos de ventaja en la tabla.

El empate del Villarreal resultó justo ante un Barcelona que a pesar de lo que había en juego no sacó su mejor versión. El Barça suma así su quinto empate fuera de casa, algo que confirma los problemas del conjunto catalán a domicilio, donde parece carecer de ambición y garra. El Villarreal por su parte sumó un valioso punto que vale más en moral de cara a la difícil situación que aun tienen por delante los de Castellón.
El conjunto de Pep Guardiola jugó posiblemente la peor primera parte de la temporada. Sin posesión de balón ni a penas ocasiones, sin ritmo y con muchas pérdidas de balón. Sin embargo quizá todo pudo haber cambiado si Alves hubiese acertado a los tres minutos o si Messi, a los 12, hubiese transformado un mano a mano con Diego López.
Pero no fue así, y las llegadas del conjunto culé se contaban con los dedos de una mano. El ex del Arsenal, Cesc Fábregas, estuvo ausente y con menos agilidad de la demostrada hasta ahora. De hecho tuvo una gran ocasión tras un pase de Messi que le dejó solo delante del portero rival, pero un mal control le impidió hacer el gol.
En cambio, el Villarreal, que empezó algo desordenado, poco a poco fue intimidando al Barça, muy inseguro sin la pelota. Los de Molina demostraron descaro y ganas de remontar su situación liguera, pero también cometieron errores en los intentos de llegar a la portería de un Valdés que solo tuvo que emplearse a fondo con un tiro de Senna pasada la media hora.
Así las cosas, y con la sensación de que el Barça jugaba con fuego --después de la victoria del Real Madrid ante el Zaragoza--, el encuentro llegó sin goles al descanso. No encontraba el conjunto blaugrana la manera de sobrepasar una maraña amarilla que en ocasiones llegaba a reunir a los 10 jugadores en frente del área de su portero.
La segunda parte siguió con un Villarreal presionando mucho al Barça. De hecho, la primera ocasión fue para el Villarreal. Borja Valero se internó por la banda izquierda pero el balón terminó perdiéndose por la línea de fondo ante la presión de Sergio Busquets, que pudo hacer penalti al jugador del 'submarino' pero que no lo entendió así Teixeira.
Con el susto en el cuerpo y seguramente con la charla de Pep aun en la mente, el Barcelona intentó controlar más el ritmo del partido y la posesión de balón. Fábregas y Xavi entraron más en juego y Adriano y Messi se convirtieron en los más peligrosos arriba. Aun así las ocasiones seguían sin ser claras y el tiempo corría en contra del actual campeón de Liga, que intentaba no descolgarse en su lucha con el Madrid.
El Barça, a la desesperada
Sin embargo, el control del Barça fue efímero y el Villarreal seguía siendo un rival incómodo para los catalanes. Ante la urgencia, Guardiola optó por dar entrada al chileno Alexis Sánchez, que entró en la convocatoria a última hora, retirando a Piqué. El ex del Udinese dio otro aire a su equipo, que volvió a controlar más el partido mirando además con más insistencia a la portería de Diego López.
Poco después Guardiola dio entrada también al canterano Tello y a Thiago. El primero resultó un puñal por la banda izquierda, supliendo por tanto bien a un Adriano que había llevado mucho peligro por esa banda. Sin embargo el gol se resistía al conjunto culé. Fábregas remató bien una asistencia de Tello pero de nuevo López salvó a los suyos. Faltaban 10 minutos y el Barça apretaba con todo.
Messi la tuvo clara en el 42, pero un Diego López milagroso salvo con su pierna izquierda. La volvió a tener el argentino, que parecía que se había guardado para un final de infarto, dos minutos después. Pero 'la prisa mata' dicen algunos, y con ella el Barça no supo encontrar el gol, quedándose solo con un punto del Madrigal, y, quizá, con sus posibilidades ligueras aniquiladas.
VILLARREAL CF: Diego López; Ángel, Gonzalo, Musacchio, Oriol; Senna (Marchena, min. 90), Bruno; Cani (Castellani, min. 73), Borja Valero, Joselu; y Marco Ruben (Camuñas, min.83).
FC BARCELONA: Valdés; Alves, Piqué (Alexis, min. 60), Puyol, Abidal; Mascherano, Busquets, Xavi (Thiago, min. 77); Cesc, Adriano (Tello, min. 77) y Messi.
ÁRBITRO: Teixeira Vitienes (Col. Cántabro). Amonestó con tarjeta amarilla a Musacchio (min. 30), Marco Ruben (min.39), Senna (min. 67), Joselu (min. 67) y Gonzalo (min. 84) por parte del Villarreal. Y a Thiago (min. 90) y Alves (min. 93) por parte del Barcelona.
ESTADIO: El Madrigal.