Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ricard Pruna: "No tengo duda ni miedo de que Puyol pueda rendir al nivel más alto"

El doctor del FC Barcelona Ricard Pruna y Carles PuyolFCB

El doctor del FC Barcelona Ricard Pruna ha asegurado este miércoles que no tiene duda alguna ni miedo de que el capitán blaugrana Carles Puyol pueda seguir rindiendo al nivel más alto el tiempo que quiera, una vez ha sido sometido esta mañana a una nueva intervención en la rodilla derecha para que le fuera extraído un quiste de Baker que le provocaba molestias e impedía rendir, y que le hará estar entre tres y cuatro semanas de baja y permitirá llegar bien a pretemporada.

"Si tienes un piso y lo reformas es porque quieres vivir en él muchos años, si no, lo vendes. Lo que hacemos con esta intervención es para que pueda rendir al nivel más alto el tiempo que quiera. No tengo ninguna duda ni miedo de que pueda hacerlo", comentó Pruna en rueda de prensa.
La intervención, que duró 35 minutos y fue realizada por el doctor Monllau en la clínica Dexeus, debería poner punto final a las molestias del jugador, que ha pasado un auténtico calvario este año a nivel de lesiones, tanto en la rodilla derecha como con la luxación del codo.
"El jugador no se opera por capricho ni por un aspecto mental, sino para empezar al cien por cien porque se queda sin vacaciones. Las molestias están, le he vaciado el quiste varias veces y con esto me dice que no puede entrenar a tope ni competir. Está cansado de la patología de esta rodilla, pero pensamos que con esta intervención hemos puesto punto final", aseguró.
Tras la intervención, en principio "no hay que marcar ninguna barrera". "Por lo que me ha dicho el jugador tiene muchas ganas de ir al Mundial de Brasil, es uno especial porque puede ser la última gran cita, y se tiene que luchar para que juegue los minutos que quiera", aseveró el galeno azulgrana.
Además, le permitirá llegar a pretemporada, el 15-16 de julio, sin problemas con el resto de sus compañeros. Esta misma tarde podrá ir a su domicilio y, en una semana aproximadamente en cuanto se les pasen las molestias de la cicatriz, pues se la ha abierto la parte posterior de la rodilla, empezará la recuperación muscular.
"Pensamos que se resolverán definitivamente las molestias"
En este sentido, ha sido la solución consensuada por el jugador y cuerpo médico. "La primera artroscopia en la rodilla fue muy bien, se hizo una limpieza, en la segunda también se hizo y acabó con los residuos de problemas de cartílago, pero tres meses después el jugador sigue con molestias, ve que la pretemporada se acerca y que la recuperación no va como esperaba, que va justo y que no le deja entrenar ni competir".
"La solución es quitar este quiste de Baker que le hace de tope y da molestias a flexión y extensión completa de la rodilla, en un jugador de este nivel es imposible competir con garantías", argumentó Pruna.
Para el médico, "este quiste tiene características crónicas y en su interior hay cuerpos libres que han pasado de la articulación al quiste, que es una bolsa a nivel posterior que comunica con la articulación". "El líquido generado antes de la articulación aumenta la presión y el líquido pasa detrás. Este quiste ha sido pinchado varias veces, no se suele operar, pero con tratamiento conservador no mejoraba y hemos extirpado el quiste y pensamos que se resolverán definitivamente las molestias", concluyó.