Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Busquets: "Ya son 200 partidos y espero que sean muchos más"

Sergio BusquetsAtlas
El jugador del FC Barcelona Sergio Busquets llegará este sábado en el partido contra el Sevilla a los 200 encuentros oficiales disputados con la camiseta blaugrana, por lo que ha celebrado tal efemérides y ha añadido que espera en que sean "muchos más", así como poder llegar a ser capitán del club.
"Siento que se me tiene mucho respeto, que con estos 199 partidos he hecho muchas cosas, he ganado muchos títulos, me siento importante y estoy muy contento por este reconocimiento. Como quien dice, hace dos días no llevaba ningún partido y ahora ya son 200 y espero que sean muchos más", aseguró en una entrevista a Barça TV, recogida por Europa Press.
No obstante, el de Ciutat Badia es consciente de que le quedan "muchas cosas por mejorar". "Ningún jugador es perfecto y yo mucho menos. Me gustaría mejorar el disparo a portería, el pase largo y muchos aspectos tácticos que a veces parece que no, pero tampoco lo haces del todo bien", señaló.
Con la intención de mejorar su rendimiento, confía en seguir años en el club y poder coger el relevo algún día de Carles Puyol como capitán blaugrana. "Sí, me gustaría. Yo ahora veo a Puyol y a Xavi y son un ejemplo para mí y si yo llegara a ser como ellos, querría decir que hace años que estoy aquí y que me he ganado un reconocimiento y que sería importante", argumentó.
Preguntado por qué hubiera sido de él de no haber sido subido al primer equipo por Pep Guardiola, aseguró que no se lo plantea. "No sé, no me lo imagino. Quizás habría continuado en el filial y luego no sé si tarde o temprano habría subido al primer equipo, si hubiera tenido que irme a otro equipo. No me lo planteo, estoy contento de lo que pasó y de lo que ocurre ahora", aseguró.
"Se cumplieron mis expectativas. Yo diría que para superarse deberíamos haber ganado, que era lo importante. Personalmente, pienso que por ser el primer partido fue bastante bien, lástima de ese empate al final, con una falta y con un rebote", recordó sobre su debut con el primer equipo, un empate contra el Racing.
Ahora, tras conseguir seguramente en Sevilla llegar a los 200 partidos, se marca como reto el continuar ganando. "Es por lo que trabajamos, por lo que vivimos, cuando ganas un jugador vive de otra manera, mucho más feliz, mucho más tranquilo y eso es lo que me queda", apostilló.