Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Barcelona no quiere el indulto para la Supercopa de España

Toni Freixa en una imagen de archivoReuters

El secretario y portavoz de la Junta Directiva del FC Barcelona, Toni Freixa, ha asegurado esta tarde que no están a favor del posible indulto de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) al entrenador del Real Madrid, José Mourinho, de cara a la Supercopa de España, sancionado con dos partidos por su incidente con un Tito Vilanova que, también sancionado, se perdería la ida del título.

"La posición del club comunicada expresamente a la RFEF es que no estamos conformes (con el indulto), si la RFEF pide al CSD la aplicación de esta medida. De momento no hay constancia inicial. Esperamos que no se produzca", manifestó en rueda de prensa.
Así, el club entiende que es mejor que se mantengan las sanciones pese a que ello impedirá a Tito Vilanova dirigir al Barça en la ida de la Supercopa de España, mientras que la sanción de dos partidos a Mourinho, al meter su dedo en el ojo del catalán, le impediría sentarse en el banquillo en ninguno de los dos encuentros. Además, ambos fueron multados con 600 euros respectivamente.
"Esperamos que una medida de gracia que iguale a todo el mundo no produzca esa gran desigualdad de ver como quien hizo lo que hizo pueda tener un indulto respecto a quien hizo otra cosa que tiene mucha diferencia respecto a lo que el entrenador del Real Madrid hizo", explicó Freixa, aludiendo a la injusticia que comportaría la amnistía.
Pagarán las obras de Laporta
Por otro lado, en cuanto a la sentencia que obliga al club blaugrana a pagar unas obras en el domicilio del expresidente Joan Laporta que éste hizo para reforzar la seguridad, debido a las amenazas recibidas por parte de los expulsados del Camp Nou 'Boixos Nois', al término de su mandato, Freixa comentó que pagarán porque así lo ha dictado el juez.
"Respecto al pago, salió la información de que el FC Barcelona ha estado condenado a pagar unas obras en el domicilio de Laporta. Creemos que no nos correspondía pagar al no ser unas instalaciones del club, luchamos para ganar este pleito y una vez ha salido la sentencia cumpliremos la decisión judicial. No queremos darle más vueltas. Pagaremos y cumpliremos la sentencia, pero no queremos darle más recorrido a este tema", manifestó en rueda de prensa.
Además, en referencia a las declaraciones del ahora diputado catalán en las que aseguró que el ahora presidente del club, Sandro Rosell, quiso vender en 2003 a Puyol, Valdés y Xavi cuando era vicepresidente deportivo por ser "de la casa" y "perdedores", lo negó rotundamente aunque, como miembro de junta que era Freixa como asesor, celebró que alguna decisión de Rosell no llegara a buen puerto.
"Todas las decisiones en materia deportiva las llevaba Rosell, en ningún caso por lo que vi en ninguna de sus propuestas dijo esto, lo que sí sentí era la intención de fichar a Ayala, Albelda y Aimar que afortunadamente no fue secundada porque las cosas habrían ido de otra manera. En ningún caso expresó lo que el presidente Laporta comentó el otro día", se sinceró.