Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Barcelona remata la faena y se mete en semifinales de la Copa del Rey

El FC Barcelona, que ya asestó un gran golpe al Real Madrid con su victoria en la ida (1-2), ha certificado su clasificación para las semifinales de la Copa del Rey tras empatar (2-2) en el Camp Nou. Con esta derrota los hasta ahora vigentes campeones de la Copa han quedado eliminados no sin pelear en un partido en el que la incertidumbre de ha mantenido hasta el final gracias a la presión de los de Mourinho, que no bajaron los brazos, en la segunda parte.

Pero, sobre todo, lo mejor fue la imagen del Madrid. Se olvidó, aunque no del todo, de la agresividad excesiva y del juego sucio para salir a por el partido y demostrar que es capaz de poner contra las cuerdas al que está considerado en este momento como el mejor equipo del mundo. Con una presión muy adelantada y aprovechando sus contras letales, la verdad es que el Real Madrid fue superior.
Gozó de excelentes oportunidades de gol, siendo un trallazo de Özil desde su casa al larguero la más destacada de ellas en la primera parte, y se topó con un José Manuel Pinto que de cuestionado tiene poco en Barcelona en varias ocasiones. El Barça, que tardó mucho en entrar al partido, cometió durante los 90 minutos diversos errores graves, inusuales, que además pagó con creces.
Pese al ambiente festivo en el Camp Nou, los blaugranas no respondieron y salieron al terreno de juego bastante dormidos y, a la par, sorprendidos por el derroche físico del Real Madrid. Sólo Pinto evitó el gol visitante a las primeras de cambio y, poco a poco, los locales encontraron su juego aunque se quedaron muy lejos de las cátedras que han impartido al eterno rival en anteriores ocasiones.
Sin duda, fueron estas imprecisiones las que propiciaron que el Real Madrid obtuviera el fruto a su trabajo. El Barça, que en los últimos cinco minutos de la primera parte logró dos goles en una efectividad máxima, vio como el Madrid también marcaba a pares en la segunda parte para poner el 2-2 y el 'ay' en los culés.
De aquí al final el duelo fue espectacular y no faltaron ocasiones, acciones polémicas ni nervios a flor de piel en ambas aficiones. El Madrid tuvo el pase a 'semis' en su poder pero no estuvo acertado en el momento clave, como tampoco un Barça que tuvo en la cabeza de Pedro la sentencia definitiva a falta de un minuto.
El partido no lo acabó Sergio Ramos por doble amarilla, tampoco Iniesta por lesión (fue sustituido por el extremo canario), pero seguro que estuvieron pendientes hasta el último minuto de lo que hacían sus compañeros sobre el césped. Al final, fueron los blaugranas quienes saludaron contentos a los suyos pero, sin duda, se vieron superados por el Real Madrid, que debería tomar nota de este duelo de cara a futuros 'clásicos'.
FC BARCELONA: Pinto; Alves, Piqué, Puyol, Abidal; Busquets, Cesc (Thiago, min.70), Xavi; Alexis (Mascherano, min.78), Messi e Iniesta (Pedro, min.29).
REAL MADRID: Casillas; Arbeloa, Pepe, Ramos, Coentrao; Lass (Granero, descanso), Xabi Alonso; Özil, Kaká (Callejón, min.60), Cristiano Ronaldo; e Higuaín (Benzema, min.60).
GOLES.
1-0. Min.43, Pedro.
2-0. Min.45, Alves.
2-1. Min.67, Cristiano Ronaldo
2-2. Min.71, Benzema.
ÁRBITRO: Teixeira Vitienes (Col. Cántabro). Amonestó a Messi (min.44), Puyol (min.90) en el FC Barcelona y a Lass (min.25), Casillas (min.45), Ronaldo (min.54), Coentrao (min.80), Granero (min.89), Pepe (min.90) en el Real Madrid. Expulsó a Ramos por doble amarilla (min.32 y min.88) en el Real Madrid.
ESTADIO: Camp Nou, 95.486 espectadores.