Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un portero detiene un partido para atender una gaviota que había recibido un balonazo

gaviotacuatro.com

En la Final de la Copa australiana, el estadio de Melbourne vivió un gran momento, cuando el portero australiano, Danny Vukovic, ordenaba al árbitro que parase el partido para atender a una gaviota que había caído dentro del área. El portero la sacaba fuera del campo para que los allí presentes la atendiesen.

La FFA Final Cup, competición de fútbol australiana, tuvo como ganador al Melbourne City. Tim Cahill fue el héroe de la noche anotando el único gol que dejaba fuera al Sydney FC, negándoles una vez más, el primer trofeo en seis años.
Además de la victoria del club hermano del Manchester City, el otro gran protagonista de la noche fue Danny Vukovic. El portero del Sydney paró el partido, cuando una gaviota calló al suelo a causa de un balonazo dentro del área.
El estadio fue partícipe de una gran acción por parte del portero australiano, que ordenaba al árbitro, en el minuto 58 del encuentro, detener unos instantes el juego, al ver que una de las gaviotas que habían entrado en el estadio, se encontraba postrada a su lado sin poder moverse.
Acto seguido, Danny Vukovic, la cogía y la sacaba del terreno de juego para que alguien de los allí presentes se hiciese cargo de ella. Un ejemplo de amor por los animales y sin duda un gesto brillante por parte del australiano.