Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Mono Burgos, al frente del barco rojiblanco en el asalto al Bernabéu

Un derbi es un derbi. Y si hay alguien que sabe lo que es la tensión del partido más emocionante del año es el Mono Burgos. Un hombre capaz de calmar a sus jugadores en una tangana en un momento y dos segundos después comerse al cuarto árbitro hasta ser expulsado.