Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diego Costa, perseguido en la Rosaleda

El ambiente en la rosaleda estuvo más cargado que nunca y eso lo pudo comprobar Diego Costa, quien atrajo todas las miradas y cánticos de las gradas. El Málaga tampoco le dió un respiro en la primera parte del encuentro, vigilando y controlando sus movimientos como una sombra durante todo el partido. Sin embargo, el brasileño encuentró su hueco en la segunda parte y dio buenas asistencias que dieron la victoria a los rojiblancos.