Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un Atlético sobresaliente termina el partido antes de tiempo

Atlético de Madrid - Rayo VallecanoEFE

El Atlético se ha impuesto al Rayo Vallecano (4-3) en el derbi madrileño disputado este domingo en el Vicente Calderón, correspondiente a la cuarta jornada de la Liga BBVA, en la que los de Simeone demostraron no conocer 'virus FIFA' ni verse afectados por la ausencia de competición durante dos semanas, realizando un partido idóneo que casi se les escapa por su excesiva relajación final.

El balón echó a rodar sucedidos los actos de homenaje a la sección de balonmano, que exhibió la Super Globe conquistada, y a la primera plantilla, que ofreció al aficionado la Supercopa. El Rayo aguardaba para hacer pasillo. A partir de ahí, el cuadro de Paco Jémez enfrentó su valentía y mimo por el balón ante el poderío ofensivo y automatismos de un Atlético muy compacto que mostró su peor cara al final del encuentro.
Tras una efímera disputa por el control del balón, el Atlético generó las primera ocasiones. Un valiente Rayo Vallecano, que volvió a presentarse con línea de tres en la retaguardia, vio como llovían balones sobre su área. Aprovechando las bazas de Diego Costa --titular por las molestias de Adrián-- y Falcao, los rojiblancos se aproximaban a balón parado.
La primera ocasión clara llegaría a cargo de Gabi, que remató desde frontal una buena jugada trenzada por Diego Costa y Arda. El Rayo, por su parte, buscó triangular y comenzar la jugada desde atrás a pesar de la presión adelantada ejercida por los de Simeone. Sin embargo, no logró ver puerta con claridad.
Una cabalgada de Diego Cota, ex del cuadro vallecano, forzó un rechace dentro del área. Lo aprovecho Mario Suárez, incorporado al ataque para inaugurar el marcador. Antes del descanso, de nuevo el centrocampista cedió un balón a Arda. Éste recibió dentro del área e intentó batir a Dani de vaselina con un toque sutil por encima. La defensa desbarató la ocasión al despejar bajo palos.
EL ATLÉTICO TERMINA EL PARTIDO ANTES DE TIEMPO
A la salida de vestuarios, el atisbo de esperanza del cuadro de Paco Jémez desapareció por completo. La efectividad de los puntales del Atlético de Madrid pareció sentenciar el duelo en diez minutos. Falcao bajó al piso un balón llovido, le dio pausa y se la cedió a Diego Costa, que regaló el gol a Koke en un pase de la muerte.
Acto seguido, en una jugada similar, fue Juanfran quien asistiría a Arda. Para completar el aluvión, Diego Costa redondeó su gran actuación siendo víctima de un penalti cometido por Javi Fuego. Falcao lo transformó.
El Atlético pudo aumentar su renta. Sin embargo, los rojiblancos tuvieron que sufrir varios sobresaltos por su excesiva relajación al final del encuentro. Delibasic anotó en la recta final dos tantos que parecían intrascendentes. El tercero lo firmó Leo, que llevó a su equipo a asediar la meta de Courtois hasta el pitido final. No hubo recompensa.