Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un agerrido Sevilla gana al Barcelona

Luis Suarez Sevilla Barcelonacuatro.com

Partido clave para el devenir de ambos equipos en la competición liguera. El Barcelona llegó al Sánchez Pizjuán después de una serie de malos resultados y el Sevilla no dejó pasar la ocasión. Fue un encuentro de cruce de caminos, los de Emery salieron de su mala racha y los azulgranas entraron de lleno en una situación que deja en claro entredicho su estado de forma. El Sevilla consiguió subir el 2-0 al marcador en un inicio de segunda parte francamente bueno. Neymar recortó distancias de penalti. El guardameta sevillista, Sergio Rico, cuajó una gran actuación tras evitar el empate en varias ocasiones.

Duelo de necesitados en el Sánchez Pijuán. El Barcelona llegaba a Nervión con la memoria de la dolorosa derrota ante el Celta y la victoria in extremis ante el Bayern Leverkusen. Luis Enrique, con la enfermería llena, alineó un once de situación:  Bravo, Sergi Roberto, Piqué, Mathieu, Alba, Mascherano, Rakitic, Busquets, Munir, Neymar y Luis Suárez. Las ausencias de Messi e Iniesta se notaron sobre el césped, sobre todo la del argentino. Por su parte, un más que necesitado Sevilla llegaba al choque después de un decepcionante inicio de campaña y la derrota en Champions frente a la Juventus (2-0). Los hombres de Emery se pusieron el mono de trabajo y sacaron oro de la visita culé. El técnico hispalense alineó de inicio a: Sergio Rico, Coke, Andreolli, Kolodziejczak, Trémoulinas, Krychowiak, N'Zonzi, Krohn-Dehli, Iborra, Vitolo y Gameiro.
La mayor parte de la primera mitad fue más bien insípida. El Barcelona fue el equipo que más puso sobre el verde del Sánchez Pizjuán, pero los culés no supieron superar la meta de un Sergio Rico, que término siendo su verdugo. La primera ocasión vino de las botas de Neymar. El brasileño estuvo a punto de marcar después de una buena acción personal, el balón salió repelido y Luis Suárez no pudo perfora la meta rival. Con la ausencia de Messi, Neymar y Luis Suárez estaban obligados a liderar el equipo. Lo hicieron. En el minuto 22’ el colegiado anuló un gol a Luis Suárez por fuera de juego. Acto seguido, Neymar fue el encargado de lanzar un libre directo que tras estrellarse en el palo se paseó por la línea de gol. Mientras tanto el Sevilla acometía el arco de Bravo con tímidas llegadas al área. La primera parte murió después de que un disparo colocado de Luis Suárez se estrellara en la crucera de Sergio Rico. El árbitro pitó el descanso y los jugadores enfilaron el camino de vestuarios.
Sevilla Barcelona
En la reanudación los locales salieron enchufados y se aprovecharon de un Barcelona dormido. Krohn-Dehli culminó una gran jugada y remató a placer un centro desde la derecha. Bravo no pudo hacer nada para evitar el gol. Los de Emery asestaban el primer golpe. Tan solo cinco minutos después llegó el segundo gol sevillista. Iborra cabeceó totalmente solo un centro de Kron-Dehli y subió el 2-0 al marcador.
Los de Luis Enrique tardaron en contestar, y cuando lo hicieron surgió la inusitada figura de Sergio Rico. El joven guardameta sevillista sustituyó una vez más a Beto y demostró porqué Del Bosque ha confiado en él. El Barcelona asedió la meta rival en los últimos minutos del partido. Neymar se estrellaba constantemente con las manoplas del meta. La tregua se la dio el punto de penalti. El colegiado vio una cuestionada mano en el área y señaló la pena máxima. Esta vez sí, desde los once metros, el delantero brasileño batió a Sergio Rico. El Barcelona lo intentó pero sin fortuna y el pitido final terminó dando los tres puntos al Sevilla. Los sevillitas retoman el vuelo y los azulgranas todo lo contrario.