Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zidane: "Nos cuesta meter goles pero no estoy preocupado, sí por las lesiones"

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, aseguró estar "contento" tras la victoria y resultado "justo" de su equipo (2-1) frente al Málaga en la decimonovena jornada de LaLiga Santander aunque al mismo tiempo "jodido" ya que acumula muchas lesiones tras las dos últimas de Marcelo y Modric.
"Estoy contento con el partido porque sumamos tres puntos con la dificultad que hemos tenido y el 2-1 es justo. Hoy en día nos cuesta meter goles y el rival cuando llega nos hace daño. Entonces calma y tranquilidad, porque desde la tranquilidad es donde se pueden hacer cosas", señaló en rueda de prensa tras el partido.
"Hay que tener paciencia con la delantera. Es verdad que en los dos últimos partidos no han encontrado portería pero no estoy preocupado por eso, estoy preocupado por las lesiones", agregó. Y es que en este encuentro frente al Málaga cayeron lesionados tanto Luka Modric, que tiene una pequeña molestia, y también Marcelo, que cuenta con algo "más complicado" aunque falta esperar a los resultados de la resonancia.
"Ganamos el partido. Iniciamos bien con ocasiones y la pena es que no marcamos todas las ocasiones que tuvimos pero es así. Luka tiene una molestia que espero que sea poco, mientras que lo de Marcelo es más complicado pero no sabemos ahora exactamente", indicó.
En cuanto a la victoria gracias a los dos goles de Sergio Ramos, el técnico francés reconoció que hizo algo "fenomenal" y que en ese sentido le tiene "contento", aunque por otra parte son las lesiones la que le dejan "jodido" debido a la cantidad de enfrentamientos que tiene el equipo en los próximos días, empezando por el duelo de Copa del Rey frente al Celta de Vigo el próximo miércoles.
"Sabemos lo que nos puede dar Sergio, sobre todo a balón parado, y hoy ha sido fenomenal. Hoy ha rematado dos veces y ha metido dos goles. Estoy contento por eso. Aparte de eso, con las lesiones al final mi estado de ánimo es un poco jodido porque tenemos partidos importantes empezando por el miércoles", manifestó.
A pesar de estar en el banquillo, Danilo no saltó al césped del Bernabéu cuando Marcelo se lesionó por "molestias" después de resentirse en el entrenamiento. Y es que si algo tiene claro el galo, es que no piensa "arriesgar" con un jugador si no está al máximo de sus capacidades.
"Danilo tenía molestias y no podía jugar y lo metemos con nosotros en el banquillo pero después de Marcelo y de Luka, no voy a tirar de Danilo que tiene una molestia. Él quería pero no es bueno hacer eso. Las circunstancias han sido así", exclamó.
"Se ha resentido en el entrenamiento y hoy por la mañana no estaba a gusto, no estaba bien del todo, entonces no arriesgamos porque no podemos. No voy a arriesgar nunca con un jugador que no esta al 100%", agregó.
Esto causó que el preparador blanco cambiase el esquema de juego en el minuto 25, colocando a Nacho en la izquierda y a Lucas Vázquez como lateral derecho, una posición que no es la suya pero en la que lo hizo "bien", como acostumbra.
"Lucas lo ha hecho bien pero ese no es su sitio. Lo que ha demostrado Lucas es que puede dar en otra posición y lo ha hecho fenomenal aunque no es su puesto", declaró.
Por último, Zidane hizo referencia a los tímidos pitos de la grada al equipo, pidiendo "tranquilidad" y "cariño" a la afición, ya que la mayoría de éxitos llegan cuando se dan estos dos factores, que sirven también para ayudarles a superar las "dificultades" que atraviesan.
"Yo espero exigencia porque nosotros tenemos que tener la tranquilidad. Necesitamos de eso. Lo que hicimos no es fenomenal, es más. Yo entiendo a la gente porque es un público que quiere al equipo pero cuando tienes dificultades necesitamos que nos ayuden y estén con nosotros porque el jugador y el entrenador necesitan cariño", concluyó.