Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zidane: "James y Benzema pueden marcar la diferencia"

El entrenador del Real Madrid, Zinédine Zidane, se mostró "contento" al ver funcionar "las rotaciones" en la victoria (0-2) ante el Espanyol este domingo en la cuarta jornada de LaLiga Santander, al tiempo que insistió en que todos los jugadores de la plantilla tienen que estar listos para aportar.
"Cuando funcionan las rotaciones solo puedes estar contento. Uno entra, otro sale y todos lo hacen fenomenal. Siempre vamos a utilizar rotaciones, tenemos jugadores de calidad y vamos a seguir así", indicó en la rueda de prensa posterior al duelo de RCDE Stadium.
"Tengo 24 jugadores y todos tienen calidad. Vamos a tener 60 partidos y tenemos que cambiar jugadores en cada partido porque jugamos cada tres días. Todos lo están haciendo fenomenal y con un gran esfuerzo", añadió.
Entre ellos, el técnico francés destacó la actuación de los goleadores, James Rodríguez y Karim Benzema. "James tenía que jugar en el medio, detrás de Karim, como diez. Lo vi bien en esa posición. Estoy contento no solo con los goles de James y Karim, sino con su actuación a nivel global y por lo que hicieron en general", dijo.
"Son jugadores de talento y pueden marcar la diferencia, como hicieron esta noche. Lo más importante es el trabajo que hicieron todos juntos", añadió. El entrenador blanco vio la segunda mitad más completa que una primera en la que pidió el cambio Casemiro con "un golpe fuerte".
"El Espanyol ha hecho hoy un muy buen partido, sobre todo en la primera parte. Fue un rival complicado y muy bueno. Fuera siempre vamos a tener partidos complicados. Tenemos que seguir sumando y haciendo nuestro trabajo. Dentro de los 90 minutos merecimos ganar el partido", afirmó.
Por último Zidane no entró en la polémica que pidió segunda amarilla a Sergio Ramos por una manos intencionadas. "No lo vi. Pensaba que el balón le dio en la cara. No vi la jugada. Estás en el campo y no sabes lo que pasa ahí", finalizó.