Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así es Vicky Losada, la primera goleadora de España en una Copa del Mundo de fútbol

Vicky Losadacuatro.com

Vicky Losada, 24 años y ya ha escrito su nombre con letras de oro en la historia del fútbol español. Barcelona, Nueva York, Londres y ahora Montreal son las ciudades en las que ha marcado goles. Lo que más echa de menos de España es a su perro y a su mejor amiga. No extraña la comida porque encarga sushi y se atreve a preparar 'lasagna'. El color que odia... el fucsia. Si gana el Mundial, se tiñe el pelo... ¡de fucsia!

Trece minutos pasaban de las diez de la noche cuando en Montreal, Canadá, María Victoria Losada Gómez cargaba su pierna izquierda para perforar la red de Costa Rica. Vicky, como se la conoce en el mundo del fútbol, controlaba un centro de Sonia Bermúdez y a la media vuelta hacía el primer tanto de la Selección Española en un Mundial femenino. Un gol para la historia. Un gol para recordar. Pero un gol que no se pudo saborear porque Costa Rica empataba el partido en la siguiente jugada.
Desgraciadamente, el marcador no se volvería a mover y el debut mundialista de las chicas de Ignacio Quereda se saldaría con un empate a uno. Aún así, este 9 de junio no sólo quedará grabado en la mente de Vicky Losada, sino que también quedará en los libros de historia de nuestro fútbol. Vicky escribe su nombre junto al de José Iraragorri, que marcó el primer gol español en el Mundial de Italia en 1934 contra Brasil.
Éste es el cuarto gol que Losada consigue con la camiseta de la selección en los 24 partidos que se ha enfundado la 'roja'. Precisamente 24 son los años contemplan a esta mediocentro que juega con el '14' a la espalda. Y a pesar de su corta edad, es toda una trota-mundos en esto del fútbol. Criada en La Masía, llegaba a debutar con el primer equipo femenino del Barcelona en 2006, ¡con tan sólo 15 años!, y la temporada siguiente se cambiaba a la acera blanquiazul de la ciudad condal para defender los intereses del Espanyol. Una temporada como perica y vuelta al Barcelona para levantar dos Copas de la Reina y otras dos Ligas Españolas. Estados Unidos y el Western New York Flash fueron testigos de su juego antes de una segunda vuelta al Barça, hasta que el pasado enero volvía a hacer las maletas para jugar en el Arsenal Ladies.
Vicky Losada
Centrocampista con alma de delantera, en su última etapa como culé llevaba el '9' a la espalda, número al que dio la vuelta cuando fichaba por el Arsenal y escogía el '6' como dorsal. Tuitera (@losada_vicky) desde hace tres años, le ha cogido más gusto a Instagram (@losada_vicky), donde comparte con sus seguidores todos sus hobbies y pasiones. Viajar, uno de ellos: tan pronto está en Formentera con sus amigas de vacaciones disfrutando de las más recónditas calas, como cruza el charco para vivir el sueño americano. De sus viajes con la selección podemos ver que más que un equipo de fútbol son un grupo de amigas alrededor de una pelota.
Vivir fuera de casa es duro, y lo que suelen echar de menos aquellos que están lejos de la madre patria es la comida. No parece éste el mayor problema de Vicky Losada, que lo mismo le da por encargar sushi que aventurarse a preparar 'lasagna' para la comida. Eso sí, a quien sí echa de menos es a su mejor amiga Silvana y a su perro.
De su vida en Londres sabemos varias cosas: combate el lluvioso clima con la música de Manolo García, "al mal tiempo, buena cara" y que su casa está repleta de pequeños regalitos. La nevera, decorada con imanes del equipo femenino del Arsenal, mientras que en el salón, una réplica de sí misma hecha por su pequeño primo Dani. Al lado de la Vicky Losada de cera, un pequeño recordatorio de su sobrina, para quien Vicky es "la mejor tía del mundo".
Vicky Losada
La primera goleadora de España en un Mundial ha agradecido a todos el cariño recibido tras el tanto, pero también ha querido dejar claro que estas guerreras no se rinden y que quieren llegar hasta el final en este campeonato. Antes de partir, Losada hizo una promesa: "si ganamos el Mundial, me tiño el pelo de fucsia. ¡Odio el fucsia!". Quién sabe, igual vuelve de Canadá con el pelo de diferente color y la Copa del Mundo bajo el brazo.