Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Venancio López: "Hemos dado un golpe sobre la mesa"

El seleccionador español de fútbol sala, José Venancio López, ha asegurado, tras la victoria ante Irán (5-1) en el debut de España en el Mundial de Colombia, que el combinado español ha dado "un golpe sobre la mesa", ya que se ha "reivindicado" y ha mostrado todas sus "credenciales".
"Hemos dado un golpe encima de la mesa, ya que nos hemos reivindicado y hemos mostrado nuestras credenciales. Pero a pesar de todo tenemos que seguir con humildad, pensando que solo hemos dado un pasito ganando el primer partido y ahora hay que pensar en el segundo. Hay que ir partido a partido, ya que no hemos hecho nada más que conseguir tres puntos en la fase de grupos", manifestó el seleccionador español tras la goleada al combinado iraní.
Venancio afirmó que la victoria fue "contundente", pero que no fue "tan fácil" como indicó el "marcador", dejando entrever que los iraníes hicieron un encuentro muy "completo". "Irán ha tenido opciones, ha hecho bastantes ocasiones de gol. Por eso debemos sacar conclusiones de este partido desde el punto de vista positivo y desde el punto de vista de cosas que hay que corregir", aseveró.
"En ataque hemos estado muy acertados de cara a gol, que era quizás algo que nos estaba faltando en los partidos de preparación, y esa ha sido la diferencia hoy", señaló López, asegurando que la "efectividad" de su selección ha marcado la diferencia en el encuentro.
Ahora, España se enfrentará a Azerbaiyán en la madrugada del jueves al viernes. "Tenemos que pensar en el partido ante Azerbayán para clasificarnos matemáticamente para la siguiente fase, que ese es el primer objetivo que tenemos. Desde el punto de vista psicológico yo creo que este partido va a ser muy importante para la autoestima, credibilidad y confianza del equipo", indicó el seleccionador.
El combinado azerbaiyano posee en sus filas a seis brasileños nacionalizados y a un jugador ruso, siendo así un equipo difícil de batir. "Será un partido complicado sobre todo porque ellos tienen mucha experiencia, saben manejar el partido, no se van a ir nunca de él y van a intentar imponer su ritmo de juego lento con parones para evitar el desgaste físico. Ahí tenemos que intentar todo lo contrario, que el ritmo sea alto, que haya continuo movimiento de circulación de balón y que así les podamos desgastar físicamente, ya que creo que ahí tienen deficiencias", afirmó.