Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UEFA autoriza a Salzburg y Leipzig para disputar la próxima Liga de Campeones

La UEFA ha decidido aceptar este martes la admisión del Red Bull Salzburgo, campeón de la Liga austriaca, y del RB Leipzig, subcampeón de la Bundesliga alemana, para participar en la próxima edición de la Liga de Campeones, tras considerar que no se incumple ninguna norma respecto a la propiedad de ambos clubes.
"Después de una investigación exhaustiva y de importantes cambios de gobierno y estructurales realizados por los clubes, la Cámara de Investigación del Comité de Control Financiero de Clubes considera que ninguna persona física o jurídica tiene influencia sobre más de un club que participe en una competición de clubes de la UEFA", informó el comunicado emitido por el ente rector del fútbol europeo.
El conflicto de intereses entre ambas entidades, que cuentan con un fuerte apoyo económico de la empresa de bebidas energéticas Red Bull, y la UEFA se generó a raíz de un posible incumplimiento del artículo 5 del Reglamento UEFA de la 'Champions League', en lo referente a la integridad de la misma. De acuerdo a esto, dos clubes con el mismo propietario no pueden jugar en la misma competición europea.
Con esta autorización, el Leipzig, que acabó segundo en la temporada de su debut en la Bundesliga, ingresaría directamente en la fase de grupos de la Liga de Campeones. En caso de incumplimiento, la prioridad de participar en la 'Champions' le correspondía al Salzburgo tras haberse proclamado campeón de la Liga austriaca.
Además, la UEFA explicó en su comunicado que la decisión tomada "podrá recurrirse ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo en un plazo de 10 días", añadiendo que continuará vigilando el comportamiento de ambas entidades "para asegurar que las reglas de integridad sean respetadas en el futuro".